Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Prevención y hábitos de vida

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Deporte aventura: 93 empresas y 11 especialidades deportivas, a examen: Mucho que mejorar en comodidad y bastante en seguridad

Mochila a cuestas, muchas generaciones de aficionados al deporte inmerso en la naturaleza se han adentrado en la montañas y grupos excursionistas han practicado el senderismo o trekking en todas las épocas

 Descenso de ríos o cañones, parapente, ala delta, puenting o rafting, por citar sólo algunos, se han incorporado a la lista de nuevos deportes y cada año son más los aficionados que se acercan a ellos, casi siempre de la mano de una empresa especializada que ofrece su experiencia y sus monitores.

CONSUMER ha sondeado en qué condiciones se practican estas nuevas modalidades deportivas, hasta qué punto se controlan los factores de riesgo, y la profesionalidad de estas empresas, que operan en un sector que sólo tien e 13 años de existencia. En concreto, se han estudiado 93 empresas que ofrecen en todo el país la posibilidad de practicar submarinismo, parapente, ala delta, caída libre, escalada, descenso de barrancos, piragüismo, rafting, hidrospeed (bajar ríos bravos con un "trineo" acuático de plástico), flysurf (paracaidismo con tabla) y puenting. Un día de ala delta puede costar hasta 15.000 pesetas y una jornada de rafting sale entre 3.500 y 8.000 pesetas. El verano es, como se sabe, la época del año más común para practicar estas modalidades deportivas.

La valoración media de las 93 empresas, en función de las medidas de seguridad que adoptan y de la calidad de las prestaciones y servicios que ofrecen, es de un simple aprobado. Y más de la mitad de ellas reconocen no ofrecer relación contractual alguna a sus clientes, requisito que algunas comunidades autónomas están comenzando a exigir. Si se comparan una a una y globalmente (seguridad y calidad del servicio) las 93 empresas de deporte en la naturaleza analizadas, el 26% suspende y un amplio 30% se queda en un mediocre aprobado. Como buenas se pueden calificar a un 30%, mientras que sólo un 12% de las empresas alcanza el notable. Información sobre la Ficha Técnica del estudio y la metodología empleada: revista.consumer.es

La práctica de estos deportes de aventura parece ligada a la vuelta del ser humano hacia el mundo natural, pero hay otro elemento añadido: la necesidad de "quemar adrenalina" en una sociedad que vive estresada en las grandes urbes. También influyen las imágenes que difunden los medios de comunicación tanto de gestas de deportistas de élite como de otras inciativas aventureras, en las que superar obstáculos es la principal motivación.

La seguridad no está mal, pero debe mejorar

De las 93 empresas, un 36% obtienen un "bien" en seguridad. Suspenden el 16%, mientras que otro 19% se queda con un aprobado y el 27% logra un notable. Donde más pecan es en el control meteorológico (un 6% reconocen no adoptar ninguna medida y un 38% realiza un control muy pobre) a pesar de que algunos accidentes -en el descenso de cañones o en los deportes aéreos, por ejemplo- tienen su origen en motivos metereológicos. Tampoco se prodigan en la exigencia de requisitos a sus clientes para asegurarse de que se encuentran en buenas condicones físicas y sicológicas: un 11% no piden requisito alguno y un 15% lo hacen sólo de forma muy básica.

No se observa una atención preferente a los elementos complementarios del equipo (un 21% apenas portan material extra, como botiquín, aparato de comunicación, brújulas o alimentos energéticos de urgencia). Según la valoración de CONSUMER, la media de todas las empresas suspende en estos tres últimos aspectos. No obstante, los clientes van siempre acompañados por un monitor que cuenta habitualmente (en el 11%, no) con la preparación o titulación necesaria. Por otra parte, todas las empresas dicen contar con un seguro de responsabilidad civil y, algunas han contratado también un seguro de asistencia sanitaria, lo que siempre es deseable. Ya en otro terreno, lo habitual es que las empresas evalúen de algún modo -observándolos o mediante una conversación- si el cliente está preparado para participar tanto a nivel físico como psicológico, pero el 21% de ellas no toman ninguna precaución en este sentido y la mitad no realiza entrenamiento previo a la actividad deportiva.

Sin embargo, se puede calificar de ejemplar el respeto que se demuestra ante el número máximo de clientes o embarcaciones (en el caso de los deportes de agua) que corresponden a cada monitor. Pero también hay excepciones: en escalada deportiva, las empresas que la ofertan quedan sólo rozando el aprobado respecto a los baremos que la Escuela Española de Alta Montaña utiliza en los cursos que imparte. Esta es de una de las pocas prácticas deportivas de riesgo no reguladas por ley, pero este vacío está en proceso de subsanarse: trabajan en ello el Ministerio de Educación y las federaciones autonómicas de Montaña.

Si se comparan entre sí las 11 especialidades, las disposiciones en materia de seguridad que adoptan las empresas reciben una calificación de "mediocre" en ala delta, escalada, flysurf, kayac, puenting, parapente y rafting. Y las otras cuatro (descenso de barrancos, caída libre, hidfrospeed y buceo) quedan mejor paradas, al merecer un "bien", lo que no obsta para que suspendan en algunos apartados, como el control meteorológico o los complementos que se llevan a la salida.

En general, los parámetros de seguridad menos cuidados son los dos citados y los requisitos exigidos a los clientes. El buceo es el deporte más exigente en cuanto a requisitos para quienes desean practicarlo, seguido por la caída libre. De hecho, son los únicos que aprueban en esta cuestión porque los otros nueve suspenden. Caída libre es el deporte en que más minuciosamente se evalúa si los participantes están preparados para la aventura, seguido del buceo.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto