Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Servicios y hogar

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Maquinillas de afeitar: El afeitado es más suave y seguro con las maquinillas caras

Las maquinillas y hojas de afeitar son un producto muy cambiante: en pocos años hemos pasado de la innovación que supuso la primera maquinilla de doble hoja, a la de doble hoja basculante con banda lubricante

 Y, por último, a la de triple hoja con cabezal móvil en tres dimensiones y otras innovaciones. Los fabricantes saben lo que los usuarios buscan (eficacia, apurado, cuidado de la piel y comodidad de uso) y, tras costosos procesos de investigación tecnológica, proponen mejoras que comunican mediante sus tenaces campañas de marketing. Ante tanta novedad y diversidad, resulta complicado elegir.

CONSUMER ha analizado y comparado ocho maquinillas: tres desechables de doble hoja y cinco no desechables. De estas últimas, cuatro eran de doble hoja y una, Gillette Mach3, de triple hoja. En cuanto a la adaptación de la maquinilla al contorno del rostro del usuario, tres (Lea, Wilkinson Extra II y Gillette GII Plus) tienen sus hojas fijas; las demás son basculantes.

Las diferencias de precio son muy importantes: cada maquinilla Lea cuesta sólo 16 pesetas (es mucho más barata que las otras dos desechables, Wilkinson Extra II y Gillette Blue II Plus) mientras que por la Gillette Mach3 con dos recambios hay que pagar 968 pesetas, y cada recambio posterior sale a 258 pesetas. Las otras cuatro no desechables (Wilkinson FX Performer, Wilkinson Protector 3D, Gillette Contour Plus y Gillette II Plus) son más económicas, pero bastante más caras que las desechables. En realidad, lo barato o caro que resulte cada maquinilla dependerá mucho del número de usos que cada consumidor obtenga de ellas.

Se han estudiado en laboratorio las características de estas maquinillas: dimensiones, ángulos de afeitado, fuerza de corte, envejecimiento de las hojas, adaptabilidad de los recambios a diferentes maquinillas, .... Las prestaciones y aptitud al uso (apurado, suavidad, comodidad, irritabilidad...) se determinaron mediante prueba práctica realizada por un panel de usuarios entrenados para analizar este producto.

La mejor de todas es Gillette Mach3, la más cara y única con triple hoja. Destaca tanto en sus características como en la aptitud al uso. El panel de usuarios ha definido su afeitado como "flexible, adaptable, cómodo, suave y eficaz". Es la única cuyas hojas se posicionan gradualmente respecto al plano de contacto con la piel del usuario, lo que convierte al afeitado en sencillo, suave y seguro. Sólo adolece de un defecto serio: es la que peor envejece, ya que tras un mismo número de usos (diez, en la prueba) es la que pierde más capacidad de corte.

La segunda mejor es Wilkinson FX Performer (no desechable y de doble hoja basculante), precisamente la segunda más cara. Sus características son satisfactorias y no envejece tan rápidamente como Gillette Mach3. Además, el afeitado que permite es eficaz y suave. Los usuarios la han situado detrás de Wilkinson Protector 3D, en la que destacaron la seguridad del afeitado y su diseño ergonómico. Esta última, de precio similar a la FX Performer, es tecnológicamente muy buena, pero su capacidad de corte es escasa.

Entre las desechables, la mejor es Wilkinson Extra II, a 66 pesetas la unidad, que proporciona un "buen afeitado, cómodo y ergonómico".

En cuatro muestras (las desechables Lea y Gillette Blue II Plus, y en Gillette Contour Plus y Gillette II Plus) los usuarios comprobaron cierta propensión a generar cortes y/o irritaciones en la piel. La peor maquinilla es Lea (desechable con doble hoja fija y única sin banda lubricante), cuyas características técnicas son insatisfactorias y que fue la menos valorada por los usuarios. Ahora bien, Lea es también la más barata: cuesta sólo 16 pesetas cada una mientras que las otras desechables suponen 66 pesetas (Wilkinson Extra II) y 95 pesetas (Gillette Blue II Plus). Esta última tiene su doble hoja basculante pero ofrece peores prestaciones que Wilkinson Extra II, con hojas fijas.

El porqué de estos resultados

Los criterios de calidad de estas maquinillas son la eficacia del corte, el apurado, la seguridad y cuidado de la piel, y la comodidad de uso. El análisis ha calificado a las ocho muestras según estos baremos, y lo ha hecho comprobando sus características (en el laboratorio) y prestaciones (en la prueba del panel de usuarios). Por eficacia entendemos que la maquinilla proporcione un afeitado satisfactorio con poco esfuerzo y en un reducido número de pasadas. El apurado, en cambio, es la capacidad de afeitar muy a fondo y eliminar restos de barba en la piel. Estas prestaciones, interrelacionadas, se ven condicionados por el ángulo de afeitado y del cabezal o mango: inclinación de las hojas con respecto a la piel, o del cabezal respecto al mango. Ambos ángulos hay que estudiarlos conjuntamente. Si la maquinilla es de cabezal basculante, también hay que fijarse en ese ángulo.

También influyen la fuerza de corte de las hojas (se midió cortando una hoja de papel y un hilo de poliéster) y la posición de las hojas respecto a la superficie de contacto con la piel: la disposición ideal es aquella en que las hojas rozan el plano que forma la superficie de la piel, ya que si no alcanzan el plano, la maquinilla pierde en eficacia. Y si, por el contrario, sobresalen respecto al plano de contacto pueden provocar cortes e irritación.

Por último, en la eficacia y apurado de la maquinilla interviene el ángulo que forma el filo de la hoja respecto al cuerpo de la misma. Ángulos bajos indican que el filo es mayor, lo que proporciona mayor capacidad cortante aunque la hoja pierda el filo con mayor rapidez y envejece antes. Por otra parte, para evaluar el comportamiento de una maquinilla conviene estudiar sus características con la hoja nueva y cuando está usada, porque algunas muestran una mejor resistencia al envejecimiento que otras.

Esto se mide anotando cuánto se incrementa la fuerza de corte cuando la hoja está usada, respecto a la necesaria cuando era nueva. En base a esto se calcula el envejecimiento.

La seguridad y la suavidad, por su parte, vienen determinadas por la existencia o no de banda lubricante, por la posición de las hojas respecto a la superficie de contacto de la piel (si las hojas sobresalen respecto al plano de contacto, pueden provocar cortes e irritación; y si no llegan al plano de contacto, la eficacia del afeitado será menor) y por los dispositivos de seguridad, como hilos protectores, cabezales flexibles, cuchillas retráctiles, etc. Los hilos protectores impiden el comportamiento agresivo de las cuchillas en la piel, y las cuchillas retráctiles y cabezales flexibles amortiguan los excesos de presión. La comodidad del uso, por su parte, está muy influida por el mango (ergonómico o no, y antideslizante o no) y por el espacio entre las hojas (si está perforado, la limpieza y aclarado de la espuma de afeitar y de los restos de barba que quedan en las hojas resulta más sencilla). Por último, el recambio que se adapta a otros mangos permite que el usuario pueda adquirir sólo los recambios, y no las maquinillas.

Desechables de doble hoja

De este tipo se han analizado tres muestras: Lea, Wilkinson Extra II y Gillette Blue II Plus. Están formadas por una parte plástica (poliestireno) y dos hojas de hierro templado. Una barra de espacio plástica mantiene las hojas separadas. Wilkinson y Gillette incluyen bandas lubricantes en la parte más adelantada de sus cabezales para facilitar el afeitado y disminuir la irritación de la piel. En cuanto a componentes, forma y dimensiones, Lea es diferente de las otras dos. Es ligera, pero de mango muy corto. Y las hojas y barra espaciadora de Lea no presentan perforaciones, lo que dificulta la limpieza y aclarado del espacio entre las hojas. Wilkinson Extra II y Gillette Blue II Plus son más homogéneas, aunque con diferencias. La principal es que Gillette tiene cabezal basculante (se adapta mejor a las formas de la cara), mientras el de Wilkinson es fijo.

Sus dimensiones son similares, aunque difieren en el diseño del mango (el de Wilkinson es ergonómico), y en el espesor de las hojas: las de Gillette son más finas. La finura de las hojas se asocia a una fabricación tecnológicamente más avanzada y a mejores resultados de afeitado. En ambas, el aclarado del espacio entre hojas es sencillo, por las perforaciones en hojas y barra espaciadora de Gillette y por el pulsador asociado a la barra espaciadora en Wilkinson.

Lea es la peor de las tres. Además de lo citado, la capacidad de corte de las hojas no es buena y su afeitado es el peor, según los usuarios. Eso sí, es la más barata y con diferencia: cuesta sólo 16 pesetas por unidad. Ya en las otras dos, la posición de las hojas respecto del plano de la cara es mejor en Wilkinson que en Gillette. En esta última, las hojas sobrepasan el plano de contacto, lo que explica que Gillette Blue II Plus cause cortes e irritaciones en la piel, tal y como se percibió en la prueba práctica. Wilkinson Extra II, la mejor de estas tres para los usuarios, es más barata (66 pesetas la unidad) que Gillette, que cuesta 95 pesetas.

No desechables de doble hoja

En estas maquinillas, tras varios usos de cada doble hoja, se sustituye el cabezal manteniendo el mango para posteriores afeitados. Se han analizado Gillette Contour Plus, Gillette GII Plus, Wilkinson FX Performer y Wilkinson Protector 3D. Si describimos su características, Gillette Contour Plus tiene doble hoja con cabezal basculante y banda lubricante. Gillette II Plus difiere, además de en forma y dimensiones, en que el cabezal es fijo.Wilkinson FX Performer tiene cabezal flexible basculante (se deforma, arqueándose hacia dentro ante la presión y adaptándose a los detalles de la cara).

Además, incluye una banda lubricante y otra protectora, y mango ergonómico y antideslizante. La Protector 3D es aún más sofisticada y ofrece un cabezal con movimiento en dos dimensiones (basculante frontal y lateral) y sus hojas son "dinámicas", retroceden ante un exceso de presión, e incorporan unos finos hilos transversales de función protectora. En las cuatro, el espacio entre hojas facilita la limpieza y aclarado.

En las Gillette, la posición de las hojas en el cabezal es menos adecuada que en las Wilkinson. Esto repercute en la seguridad del afeitado, como confirmaron los usuarios, que percibieron que, a pesar de que afeitan bien, las dos Gillette provocaban cortes o irritaciones en la piel. Las hojas más finas correspondieron nuevamente a Gillette. La capacidad de corte de Wilkinson Protector 3D, una maquinilla de gran calidad y muy segura, se describió en laboratorio como insatisfactoria. La Wilkinson FX Performer es, en resumen, la que ofrece un mejor afeitado dentro de las de esta categoría. La Protector 3D, la mejor valorada por los usuarios entre las no desechables de doble hoja gracias a sus elementos protectores de última generación y a su ergonomía, es otra opción: es un poco más barata que la FX Performer, aunque sus recambios resulten más caros y su envejecimiento sea más rápido.

No desechable de triple hoja, la de más calidad

En este grupo se ha incluido sólo a Gillette Mach3, innovadora maquinilla con cabezal basculante de triple hoja con banda lubricante. El diseño del cabezal es muy peculiar, ya que bascula en un único sentido aunque con ángulo muy amplio. Además, las hojas disfrutan de movilidad individual, lo que proporciona mayor protección durante el afeitado. Su elevado ángulo de báscula la hace muy manejable. Y el cabezal basculante en un solo sentido permite que las hojas se posicionen automáticamente en el plano de contacto con la piel. El posicionamiento de las hojas es gradual, lo que proporciona sensación de suavidad al afeitar. Gillette Mach3 fue la maquinilla que el panel de usuarios definió como mejor de las ocho estudiadas. La calificaron como muy buen producto, por su flexibilidad, adaptabilidad y comodidad de uso, así como por su eficacia y suavidad.

También gustaron su diseño y estética. El inconveniente es su precio: es la maquinilla más cara; el mango más dos recambios cuesta 968 pesetas y cada recambio posterior sale a 258 pesetas cada uno. Además, es la maquinilla cuyas hojas envejece más rápidamente con el uso y lo que encarece aún más el producto. Y, por último, sus recambios no pueden ensamblarse en ningún mango que no sea el de Gillette Mach3.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto