Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Atención sanitaria

^

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Residencias de ancianos: Algunas deben mejorar, pero la mayoría están bien

Conclusiones del informe

La primera constatación es que las residencias públicas, aparte de más baratas, son normalmente mejores (8,1 puntos de media) que las privadas (6,1 puntos) y que las concertadas (7 puntos). En general, las residencias están bien (6,9 puntos de media) aunque se registraron grandes diferencias entre unas y otras, de lo que da fe el hecho de que el 16% de las estudiadas suspenden el examen de CONSUMER, que ha medido y comparado aspectos esenciales, como el número de ancianos que corresponde a cada cuidador, el grado de intimidad de los residentes, el despliegue de la atención médica, el precio, los diversos servicios (podología, fisioterapia, peluquería...) que se prestan, o la seguridad y limpieza de las instalaciones. Los suspensos son mucho más frecuentes en las privadas (lo merecen el 22% de las comparadas) y en las concertadas (suspende el 18%) que en las públicas (sólo el 4%). De todos modos, una de cada cuatro privadas están realmente bien.

A pesar de estos resultados más que aceptables, el sector todavía padece carencias importantes: la principal es el déficit de plazas, representado en las listas de espera vigentes en la gran mayoría de los centros. Otro aspecto negativo es la escasa intimidad que se permite a muchos ancianos, plasmada en que todavía hay pocas habitaciones individuales y quedan demasiadas (incluso compartidas) sin cuarto de baño completo. Continuando con lo mejorable, aún son minoría las residencias que ofrecen servicio de día para los ancianos y sólo en una de cada tres hay médico permanente. Por último, en el 11% de los centros analizados son insuficientes las medidas de seguridad. Y el 6% contaban con menos empleados de los necesarios. En cuanto a la opinión que en los familiares suscita la atención que prestan las residencias a los ancianos, prima la satisfacción aunque algunos parientes se quejan de la escasez de personal en las residencias y otros (el 24% de los encuestados) calificaban la higiene de "regular".

Seguridad, regular; limpieza, bien. Una de las pocas conclusiones preocupantes del estudio es que el 11% de las residencias no aprueba en seguridad. Se preguntó por la existencia de planes de emergencia documentados (no lo tienen el 22% de las residencias), por la instrucción específica de los empleados para atender un incendio (en el 11%, no están aleccionados), si se han realizado simulacros de incendio (no en el 47% de las residencias) y si hay sistema de detección y alarma de incendios, (en el 14% de los centros no existen).

Por otro lado, sólo una de cada diez residencias (ninguna pública) adolecen de defectos de importancia en el estado de las instalaciones, que incluye la limpieza, conservación, luminosidad y amplitud de las diversas estancias del centro. Por tanto, en este aspecto los resultados han sido buenos. En lo fundamental, la higiene del centro, el 17% de las privadas y el 21% de las concertadas presentaron algunos problemas de limpieza, mientras que en el momento de la visita todas las públicas se encontraban en perfecto estado de revista.

Dotación de personal: suficiente, con algunas excepciones

Otro parámetro que habla de la calidad de una residencia es su dotación en personal de asistencia directa (médicos, psicólogos, enfermeras, auxiliares, gerocultores...). El despliegue es satisfactorio, ya que de media corresponden 3,6 ancianos a cada cuidador, una cobertura correcta, si bien el 6% de las residencias funcionan con poco personal (en una de ellas, para ancianos válidos, pública y ubicada en La Rioja, a cada cuidador se le asignaban nada menos que 18 personas). En las de asistidos y mixtos, como es lógico, la cobertura es mayor (un cuidador por cada dos ancianos) que en las de válidos (5,7 ancianos). La dotación más generosa se ha registrado en las concertadas (un cuidador por cada 3 ancianos), mientras que en las privadas y en las públicas, los datos han sido más pobres.

Continuando con la calidad de la atención personal (la medible, porque la afabilidad, el respeto y el cariño en el trato son difícilmente objetivables), sólo el 36% de las residencias ofrecen cobertura médica permanente, muchas más en las públicas y concertadas que en las privadas.

En cuanto a la especialidad del médico, la idónea (geriatra o internista) es más habitual (en torno al 55%) en las públicas y concertadas que en las privadas.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto