Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda > Alquiler de vivienda

^

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Vivir de alquiler: Pagar una renta o un crédito, o la duda entre alojarse y poseer

"El piso hay que comprarlo, porque alquilando pasan los años, te quedas sin el dinero y no tienes nada, mientras que si lo adquieres, además de que un día acabará siendo tuyo, estás invirtiendo ya que el precio de la vivienda siempre sube"

El precio de los alquileres en trece ciudades

CONSUMER ha investigado cuánto cuesta el alquiler de viviendas de 70 y 120 metros cuadrados, las dimensiones más demandadas, en trece ciudades: Alicante, Barcelona, Bilbao, Castellón, Logroño, Madrid, Málaga, Murcia, Pamplona, San Sebastián, Santander, Valencia y Vitoria. Y la primera conclusión es que los alquileres más onerosos se encuentran en Barcelona, Madrid, Bilbao, Vitoria y San Sebastián, precisamente las mismas en que el precio de la vivienda muestra la curva ascendente más pronunciada. Según la información utilizada para confeccionar el IPC, el valor medio en España del metro cuadrado construido es de 188.700 pesetas, y únicamente Madrid, Cataluña y el País Vasco superan, y muy por encima, dicho coste medio.

Arrendar un piso de 70 metros cuadrados en el centro de Bilbao, Vitoria, San Sebastián y Málaga sale al mes como mínimo unas 70.000 pesetas, mientras que en Alicante, Castellón, Valencia, Murcia y Barcelona se puede encontrar por unas 40.000 ó 50.000 pesetas mensuales. Los alquileres menos económicos de este pequeño piso céntrico se encuentran en Madrid y Barcelona, a 120.000 pesetas mensuales, y en las tres capitales del País Vasco (alrededor de 100.000 pesetas al mes). Coinciden, por tanto las ciudades más y menos caras en un piso en alquiler de reducidas dimensiones.

Respecto a las viviendas de 120 metros cuadrados, el baile de cifras entre las ciudades es similar. Se sentirán afortunados los interesados en buscar un inmueble en el centro de Valencia, ya que podrán encontrar algo desde 60.000 pesetas mensuales, mientras que Bilbao, Pamplona, San Sebastián, Vitoria, Málaga, Santander y Madrid los alquileres mínimos no bajan de las 100.000 pesetas. Y en Alicante, Bilbao, Barcelona, Madrid y San Sebastián, quienes deseen arrendar una vivienda céntrica de 120 metros pueden encontrarse con que les piden más de 150.000 pesetas mensuales.

Sólo en pocos casos merece la pena alquilar Nada indica que la oferta de pisos en régimen de alquiler vaya a abaratarse en un futuro cercano, a tenor del imparable aumento del precio de la vivienda en el mercado, que incide en las tarifas de los arrendamientos. Al cierre del primer semestre de este año, el IPC reflejaba un incremento del 4,1% del coste de la vivienda nueva (en 1998, subió en el mismo periodo sólo un 1%), con lo que el sector inmobiliario se ha convertido en una de las asignaturas pendientes en la contención de los precios. Además, según un informe de Tasaciones Inmobiliarias (Tinsa), entidad participada por 38 cajas de ahorro, en el tercer trimestre de 1999 se produjo un incremento del 3%, lo que supone una subida del 10% anual; es decir, más de cuatro veces el IPC.

En las comunidades autónomas de las ciudades objeto de este informe, dicho encarecimiento varió, en el primer semestre, entre el 2,1% de Cantabria y el 6,3% de Navarra, si bien los precios más onerosos se registran todavía en Madrid, Cataluña y el País Vasco.

Por otro lado, para determinar qué compensa más en la coyuntura actual, si alquilar un piso o comprarlo, se ha partido de un supuesto, en el que se plantea la compra de un piso de entre 70 y 80 metros cuadrados, cuyo precio en el mercado es (hipotéticamente) de 15 millones de pesetas.

Solicitado un préstamo por el total de este importe con el tipo de interés (fijo) hipotecario medio actual, del 4,5%, el comprador debería de abonar cada mes a la entidad financiera 94.897 pesetas si el préstamo es a 20 años y 83.375 pesetas si el crédito se paga en 25 años. Es decir, salvo en caso de inestabilidad laboral u otras circunstancias (movilidad geográfica en el trabajo, compartir piso, situaciones coyunturales, ...), en general no merece la pena arrendar una vivienda, habida cuenta del precio actual de los alquileres: alquilar este mismo piso cuesta entre 40.000 y 120.000 pesetas al mes.

Duración del contrato de arrendamiento

El alquiler de una vivienda puede acordarse verbalmente o por escrito. No obstante, cuando no hay constancia escrita de las condiciones pactadas, ni arrendatario ni arrendador pueden defender sus derechos en caso de desacuerdo. La firma, independientemente del plazo acordado, garantiza al arrendatario el disfrute del piso durante un mínimo de cinco años; y si el arrendador necesitara la vivienda para sí mismo durante ese tiempo, podría recuperarla siempre que tal circunstancia esté expresamente recogida de antemano en el contrato.

En cualquier caso, la opción más interesante para el inquilino es pactar plazos anuales. Primero, porque conservará la posibilidad de rescindir el contrato al final de cada año, previa notificación al casero con un mínimo de treinta días de antelación. Y segundo, porque si tras comprometerse por un periodo de cinco años se viera en la necesidad de abandonar la vivienda antes del vencimiento del contrato, el propietario podría exigirle daños y perjuicios por incumplimiento del mismo.

Transcurridos los cinco años, si ninguna de las partes manifiesta su voluntad de no renovar el contrato, éste se puede prorrogar hasta otros tres años, por periodos anuales. Y el inquilino conservará el derecho de poder abandonar la vivienda al final de cada año de arrendamiento.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto