Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología > Imagen y sonido

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Televisores portátiles de 14 pulgadas: Mejor conectarlos a la antena colectiva

Se han analizado ocho televisores portátiles de 14 pulgadas, de las marcas Grundig, Samsung, Panasonic, Philips, Sanyo, Sony, Nokia y Thomson. El precio de siete de ellos es similar, ronda las 28.000 pesetas. La excepción la constituye Sony, que cuesta bastante más: 36.971 pesetas. Todos vienen acompañados de un mando a distancia. Y son más ligeros (pesan unos 9 kilos) y pequeños que los antiguos televisores portátiles.

  El laboratorio ha estudiado, mediante ensayos específicos, ocho apartados: la calidad de sintonización mediante la antena portátil, el panel de control de los propios aparatos, las prestaciones del mando a distancia, la calidad de imagen y sonido, el tipo de pantalla y otras características físicas, el consumo de energía, las interferencias debidas a la conexión a la red de otros aparatos eléctricos, las instrucciones de uso y la garantía, y la seguridad eléctrica y de construcción.

La principal conclusión es que todos cumplen la norma en cuanto a seguridad, que son fáciles de usar y presentan un buen acabado, y que ofrecen una correcta calidad de imagen y sonido (ninguno es estéreo) y un consumo moderado de energía. El mejor televisor es Sony (el más caro), fundamentalmente por su excelente calidad de imagen y sonido. Y tiene una pantalla cilíndrica, teóricamente mejor que las esféricas de los demás modelos. Destaca también Philips (29.016 pesetas), ya que los resultados que obtuvo en los ensayos fueron buenos y su consumo es uno de los más moderados.

Otra constatación es que ningún aparato sintoniza correctamente todos los canales con su antena telescópica: es recomendable conectar el televisor a una toma de antena colectiva. Se detectaron irregularidades en dos modelos: el manual de uso de Nokia se refiere a otro modelo de la misma marca; en esta misma muestra se echó en falta la conformidad a norma en el cable. Y no tiene garantía, que en los demás cubre un año. El de Samsumg, por su parte, no está conforme a la norma de compatibilidad electromagnética (la imagen sufre interferencias cuando se conectan a la red eléctrica otros aparatos).

Mejor con antena colectiva

El carácter portátil de estos televisores hace que incorporen una antena telescópica para captar los programas. Samsung y Sony tienen una antena doble, que permite una mejor orientación para la recepción de la señal de las emisoras. No obstante, ningún modelo consigue sintonizar correctamente todos los canales con su antena, siendo necesaria su reorientación para una recepción adecuada de cada canal. Sony incorpora una plataforma orientable para el televisor. La recepción de emisoras en cada banda de los diferentes canales (con señal de antena máxima y débil) es muy buena en Sanyo y Samsung, mientras que para los demás es aceptable. También son muy buenos los niveles de luminancia de la pantalla en el punto central de la misma y en las cuatro esquinas ante una imagen blanca (con el control de brillo al máximo y a nivel medio) de Samsung y Sanyo, así como en Grundig, mientras que los niveles de Panasonic son malos, y el del resto es aceptable o bueno.

Por otro lado, el número de teclas o botones de control de estos televisores (sin contar los del mando a distancia) es de entre 5 y 7, siendo Sony el que mayor número de teclas presenta. Todos tienen las básicas de volumen, cambio de programación, encendido y apagado. Los de Grundig y Nokia carecen de las funciones de brillo, color, contraste, sintonización de canales, programación de canales y acceso a menú en el propio televisor. Sony y Thomson tampoco ofrecen las funciones de sintonización de canales y acceso a menú, y Thomson carece también de la de programación de canales. Sólo Sony tiene la función de auto-sintonización. Nokia y Thomson disponen de una opción de protección contra el uso por niños, que impide que el televisor funcione. Todos los aparatos tienen euroconector (permite conectar la tele al vídeo, aparato hifi, videocámara, decodificador o receptor vía satélite) y (excepto Samsung) una toma de conexión para auriculares o cascos de 3,5 mm en su frontal. Sólo Panasonic y Sony ofrecen entrada audio (RCA) y vídeo (RCA).

El mando a distancia

En todos los casos, el mando a distancia funciona con dos pilas de 1,5 voltios. El número de teclas varía entre 23 (Panasonic y Philips) y 30 (Grundig). El mando que, por su simplicidad y ergonomía, más fácil se maneja es el de Philips, seguido del de Panasonic. El más difícil de usar, por sus seis botones sin función y por ser el televisor en que más difícil resulta sintonizar los canales, es Grundig. La existencia de teclas sin función podría deberse a que los fabricantes aprovechan, para estos televisores de 14", mandos de otros modelos de gamas superiores.

Las funciones comunes a todos los mandos son: volumen, cambio a programa anterior o posterior, cambio de programa por número, control de brillo, color y contraste, sintonía, pausa (con el correspondiente piloto luminoso), supresión de sonido, desconexión temporizada, búsqueda automática de sintonía, y símbolos en pantalla. No ocurre así con otras funciones. Sanyo, Sony y Thomson son los únicos cuyos mandos disponen de la función de normalización de colores (ajuste automático de los colores según los criterios del fabricante); Nokia y Sanyo presentan un conmutado entre canales que permite pasar al canal anteriormente sintonizado. Y todos, salvo Grundig, Philips y Thomson, presentan las funciones de sintonía directa del número de canal y sintonía fina; Grundig y Nokia ofrecen decodificador digital-analógico (D/A), y todos, salvo Panasonic, Philips y Sanyo, permiten limitar el número de canales y la desconexión sin señal en 5-10 minutos; sólo Sanyo tiene programa de encendido autoprogramable (24 horas) y función despertador. Samsung es el único con teletexto. Sólo los mandos de Grundig y Sanyo tienen función vídeo, sy irven también para manejar el vídeo de la misma marca. Por último, los mandos a distancia de Grundig y Samsung son intercambiables.

A la hora de utilizar los mandos (facilidad de cambio de pilas, diseño del portapilas y robustez del mando), los de Panasonic, Philips y Sony fueron valorados como muy buenos, mientras que el de Nokia sólo alcanzó un "regular" por el mal diseño del portapilas del mando a distancia, fácilmente cortocircuitable. Para las demás muestras, la valoración ha sido buena.

Calidad de imagen y sonido

Para determinar la calidad de imagen se han analizado la linealidad y geometría (cambio de proporciones de los objetos en sentido vertical y horizontal, y deformaciones de las líneas rectas), las convergencias (precisión con la que coinciden los tres haces sobre la pantalla, comprobando la ausencia de rebordes coloreados sobre los contornos de la imagen), la pureza del color y el grado de definición y la facilidad o complejidad de acceso y sintonización de canales.

Los televisores con mejor calidad de imagen son Samsung y Sony (ambos, "muy bien") y los peores fueron los de Panasonic, Sanyo y Thomson, con un "aceptable". Por aspectos, los mejores resultados han sido: Nokia, Samsung y Sony presentan una muy buena linealidad y geometría, Nokia y Sony demostraron muy buena convergencia; Samsung y Sony, muy buena pureza de color y definición , y Sanyo y Sony una muy buena sintonización. La linealidad y geometría de Panasonic fue "mala".

Los mejores resultados en sonido los obtuvieron Samsung y Sony, y los peores correspondieron a Grundig. Todos ofrecen sonido monofónico y ninguna de ellas dispone de sonido estéreo ni dual. Samsung es el único sin sonido jack-auriculares. El mejor es el de Nokia y Sony.

Pantallas, pesos, tamaños ...

La pantalla de los televisores es esférica, salvo en Sony que es cilíndrica (teóricamente, mejor). El término 14 pulgadas se refiere a la medida de la diagonal de la pantalla, que mide 34-35 cm. El largo oscila entre 29 y 30 cm y el ancho entre 21 y 22 cm. Pero no toda la superficie de la pantalla es superficie útil de imagen. Hay una pequeña zona en el perímetro que no ofrece imagen y cuya anchura oscila entre los 0,1 y los 0,6 cm según el modelo.

El formato de la pantalla es 4:3 en todos los casos, el clásico. Esta es la relación entre la anchura y altura de la pantalla. Nokia, Samsung y Sony permiten cambiar a 16:9 , formato panorámico, que en otros países europeos tiene aceptación y que en nuestro país es objeto de prueba en algunas cadenas de televisión. El inconveniente de este formato en televisores de 4:3 es que al cambiarlo aparecen bandas anchas negras en la parte superior e inferior de la pantalla, que restan mucha superficie de imagen a la ya de por sí reducida superficie de estos televisores.

Por otro lado, estos aparatos pesan en torno a los 9 kilos y sus dimensiones son similares: una longitud de 33-38 cm, una anchura 36-39 centímetros y una altura de 32-39 centímetros. La tensión de alimentación es de 220-240 voltios y la frecuencia de 50 hertzios, salvo en Samsung, cuya tensión es de 230 voltios, y Grundig y Nokia, cuya frecuencia es de 50/60 hertzios.

En general, los aparatos muestran unos satisfactorios aspecto exterior y acabado, facilidad de uso y de programación, estabilidad, resistencia a golpes y ergonomía. No obstante, hay excepciones. Merecieron una valoración inferior la facilidad de uso de Grundig y Thomson; la de programación de Grundig, Philips, Sanyo y Thomson; el aspecto exterior y acabado de Thomson y Sanyo y la ergonomía de Thomson. Cabe destacar en acabado, aptitud y ergonomía al modelo de Sony, por sustentarse sobre una plataforma orientable, si bien su estabilidad recibió una valoración inferior.

Grandes diferencias en el consumo

La potencia indicada en la placa de características de los televisores va desde los 33 vatios de Panasonic hasta los 75 de Samsung. En posición de encendido, la potencia medida varía entre los 42 vatios de Panasonic y los 59 vatios de Samsung, por lo que las variaciones no son importantes. En posición de pausa, la de más potencia es Grundig , con 8,8 vatios, muy alta si se compara con los 0,9 vatios de Panasonic. La del resto varía entre los 3,6 vatios de Thomson y los 5,5 de Sony. En todos los modelos el rendimiento está conforme a norma.

El que más consume en posición de encendido es Samsung, con 55 vatios cada hora; y el que menos energía gasta es Panasonic, con 37 vatios-hora. En posición "pausa", el que más consume es Grundig, con 8,8 vatios-hora y el que menos Panasonic, con 0,9 vatios-hora. Considerando que un kilovatio hora cuesta 14,6 pesetas, tras 4 horas de funcionamiento del televisor y 20 horas de pausa, Grundig habrá gastado 5,4 pesetas, más del doble que Panasonic. El resto habrán gastado entre 3,9 y 4,7 pesetas. Por otra parte, el cable de alimentación suministrado con los aparatos mide entre 162 y 200 cm, siendo el más corto el de Sanyo y el más largo el de Sony. Dicho cable está fijo al televisor, salvo en Grundig que lo tiene independiente.

Interferencias no deseadas

En la pantalla del televisor pueden aparecer interferencias que perjudican la calidad de imagen y sonido? Esto ocurre cuando se conectan otros aparatos eléctricos a la misma red eléctrica o cuando está funcionando algún electrodoméstico cerca del televisor. Incluso la propia red eléctrica, a través del cable de alimentación, o la antena, a través del cable de la antena, puede producir esas interferencias. En esto consiste la compatibilidad electromagnética de los aparatos, en que no surjan estos problemas. El de Samsung era el único no conforme a norma, y presentaba interferencias cuando había otros aparatos conectados a la red. No obstante, es un aparato de clase "D" (consumo mayor de 50 vatios) que puede seguir vendiéndose hasta el 1 de Enero del 2001. Grundig, Nokia, Philips, Sanyo y Thomson se ajustan a la norma y consiguen, además, buenos resultados. Panasonic y Sony, por último, han obtenido un"bien", aunque presentan cierta incompatibilidad con la alimentación de la red eléctrica: tienen varios puntos de frecuencia en los que el nivel de emisión está próximo a los límites.

Los ocho, seguros

La seguridad eléctrica de los aparatos se comprobó sometiéndolos a una serie de ensayos (choques eléctricos, corrientes de fuga, resistencia de aislamiento, rigidez eléctrica, sobretensiones, combustibilidad de la tapa trasera), ajustados a las normas vigentes. Según los resultados, todas los modelos están conforme a norma. Y aunque los ocho superan los ensayos de resistencia al fuego, ninguna de las tapas es autoextingible (es decir, no se apaga sola al retirar la llama). Además, Philips y Samsung son las que presentan el menor aislamiento entre las partes activas y las accesibles (terminal de antena).

El calentamiento de la carcasa del televisor y del transformador (la parte que más se calienta) fue, en todos los casos, inferior a lo permitido.

Para comprobar la seguridad de construcción de los aparatos, se estudiaron: resistencia mecánica, partes conectadas a la red, cable y clavija, dispositivos de conexión exterior, cables flexibles exteriores, conexiones eléctricas, estabilidad mecánica y radiación ionizante. Todos están conforme a norma.

Panasonic, Samsung, Sony y Sanyo no lucen marcas de conformidad en el transformador, pero aún así se ajustan a norma. Y el marcado de Nokia es incorrecto, puesto que su cable de alimentación no indica sus características ni luce marcas de conformidad, cuando la legislación así lo exige.

Instrucciones de uso y garantía

En los ocho modelos, las instrucciones de uso del manual vienen en castellano, resultan de fácil comprensión e incluyen explicaciones y todo lo prescrito por la norma.

Los mejores manuales de uso son los de Sony y Samsung, seguidos de Sanyo y Panasonic ("buenos"), mientras que los demás son sólo "aceptables". La única irregularidad es que el manual de instrucciones del televisor Nokia corresponde a otro modelo. Además, este televisor es el único que no tiene garantía. Los demás, la ofrecen de un año. Philips (carece de espacio donde incluir los datos obligatorios de la garantía) y Thomson (sin espacio para los datos del comprador) son los únicos modelos cuyo documento de garantía no cumple en todo la norma.

En cuanto a los repuestos, las marcas garantizan su existencia durante 12 meses. Para posibles averías, Samsung señala 178 centros de asistencia y Sanyo 167 centros, mientras que las demás muestras sólo indican uno. Además todas presentan el marcado CE, obligatorio desde 1996.

El laboratorio ha comprobado que en la placa de características de las muestras analizadas figuran los datos requeridos por la norma y que, además, se corresponden con las características del aparato y están en castellano. El marcado de las placas es indeleble, salvo en Nokia y Philips, cuya placa de características se borra al frotarla con productos de limpieza.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto