Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Ideas y consejos

^

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Visitados 98 albergues del Camino de Santiago: Casi todos tienen lo básico: los mejores, en La Rioja y Galicia

El Año Jacobeo 99 se convertirá, estos próximos meses, en un gran fenómeno turístico: se espera que unos 250.000 peregrinos cubran el Camino de Santiago, cuando el anterior "año santo", en 1993, la cifra no llegó siquiera a la mitad.

Van a faltar albergues

Otro aspecto problemático es la capacidad de estos centros (entre Roncesvalles y Santiago, los 107 albergues dan cobijo a sólo 6.300 personas por noche), que varía de menos de 500 plazas para peregrinos en Palencia, La Rioja y Burgos hasta las 1.774 y las 1.352 plazas de León y A Coruña, respectivamente. Capacidades que, si se cumplen la previsiones de afluencia de peregrinos, se revelarán insuficientes para acoger a quienes desean realizar el Camino "como Dios manda", alojándose en estos albergues que simbolizan el respeto a la tradición jacobea. No es casualidad que en varios pueblos por los que discurre el Camino, la Administración y el sector privado se las estén ingeniando para aumentar la capacidad hostelera, bien mediante nuevos campings, habilitando polideportivos, ... Y hacen bien porque, salvo imprevistos, en verano decenas de miles de peregrinos no podrán, como querrían, pernoctar en uno de estos albergues. Y habrá que dormir...

Cocina, lavadero, taquillas, teléfono

Más de la mitad de los albergues palentinos carece de cocina, siendo La Rioja el único territorio que garantiza este equipamiento en todos sus albergues (en ninguno se sirven comidas), disponible en la inmensa mayoría de los de Lugo, A Coruña y Burgos. En Palencia, sólo cinco de los once establecimientos ofrecen al peregrino la posibilidad de preparar alimentos.

En ocasiones, el caminante necesita guardar sus pertenencias en el albergue, en sitio seguro; por ejemplo, para salir a conocer los alrededores del lugar; es entonces cuando se echan en falta los armarios o taquillas, ausentes en los seis de La Rioja y en buena parte de los de Navarra, Burgos, Palencia y León. Tampoco parece excesivo que se pretendan algunas comodidades, como el acceso a un teléfono público. Piense el caminante lo que quiera, es mejor que se olvide de mantener contacto frecuente con su familia o amigos, siempre que no lleve un móvil: sólo el 15% de los albergues de Navarra y el 20% de los de Burgos cuentan con teléfono. Los mejor preparados son los de Galicia, ya que tres de cada cuatro disponen de este servicio.

Las diferencias también son palpables en cuanto a la dotación de calefacción, sólo presente en menos de la mitad de los albergues. Pero si los peregrinos pueden disfrutar de ella en ocho de cada diez albergues de Lugo, en Palencia y León esta posibilidad se reduce a tres de cada diez.

Una distribución más equilibrada se registra en el despliegue de inodoros, que varía desde una unidad por cada diez plazas en los de Burgos hasta la proporción 1/17 en los de León, donde se encuentran los dos únicos albergues del Camino Francés sin siquiera un inodoro, Bercianos del Camino y El Ganso. Otro aspecto a mejorar, en opinión de los peregrinos que respondieron a la encuesta, es la distribución de las plazas para dormir. Y no les falta razón: la mitad de las plazas del Camino Francés lo son en forma de literas, el 10% de colchones, y sólo el 7% son camas; el resto del espacio hábil para dormir (el 32% del total) es puro suelo. En A Coruña y Lugo, en torno a la mitad de las plazas para dormir son de suelo, mientras que en Navarra y Burgos, mejor preparados, sólo el 10% de las plazas son de suelo.

Otra carencia es que en buena parte de los albergues no se cuenta con un espacio en el que lavar la ropa después de la larga y agotadora jornada. Sólo la mitad de estos albergues cuenta con lavaderos y nada más que en un 15% de ellos hay lavadora automática.

Por último, la mayoría de cuenta con un salón en el que los peregrinos pueden conversar sobre sus vivencias, si bien sólo en A Coruña y La Rioja se reserva un espacio para salón en todos los albergues. En Navarra, sin embargo, sólo el 60% de ellos ofrecen esta opción.

A caballo o en bici

La Oficina de Acogida al Peregrino de Santiago de Compostela calculó, el pasado año, que un 26% de los peregrinos realizó el Camino en bicicleta y que uno de cada cien lo cubrió a caballo. A excepción de en La Rioja, donde todos los albergues excepto uno (Grañón) cuentan con un espacio para guardar bicicletas, el peregrino se ve obligado a conocer de antemano, entre Roncesvalles y Santiago, los lugares concretos que ofrecen este servicio: el 80% de los de León, Burgos, Navarra y Palencia, mientras que en A Coruña sólo se pueden guardar bicis en la mitad de los centros. Y en Lugo, en uno de cada cuatro. Conviene recordarlo.

El abanico de albergues con establo es, como cabía esperar, aún más reducido (uno de cada cinco). A Coruña es la excepción, ya que la mitad de sus albergues ofrece un lugar cerrado para el descanso de estos animales. Muy difícil lo tienen los jinetes a su paso por Palencia, donde ni un solo albergue cuenta con establo.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto