Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Aprender a comer bien

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Salmón ahumado envasado: Estado sanitario y conservación, asignaturas pendientes

  Al igual que el resto de pescados ahumados, el salmón sufre un proceso de salmuera y desecación, seguido de una exposición al humo de madera natural que le confiere sus peculiares aroma, sabor y textura. Se trata de un alimento muy nutritivo, cuyo consumo deben moderar los hipertensos (por su abundante sal) y quienes tienen elevados índices de colesterol. En este caso, por una doble razón: a diferencia de otros pescados azules, en el salmón buena parte de la grasa es saturada y, por otro lado, su aporte de colesterol es apreciable, cercano a la carne de cerdo o ternera.

El análisis se ha centrado en averiguar el estado higiénico-sanitario y el grado de conservación y frescura del salmón ahumado.

La conclusión es que cinco de las ocho muestras presentaban algunas deficiencias sanitarias y que la conservación del salmón ahumado era mejorable en otras cinco. Por tanto, queda claro que las asignaturas pendientes de este producto semi-fresco que se consume sin cocción alguna, por lo que los posibles gérmenes que contiene son ingeridos tal cual por el consumidor, continúan siendo unos procesos de elaboración que garanticen su calidad sanitaria y unos sistemas de comercialización que aseguren su buen estado de frescura y conservación. De ahí la importancia de que, una vez elaborado el salmón ahumado, fabricantes, distribuidores y consumidores adopten medidas para garantizar que la cadena de frío se mantiene sin rupturas hasta el momento del consumo.

En cuanto al trato que este salmón ahumado proporciona a nuestros sentidos, especialmente al paladar, sólo cabe decir que ofrecen prestaciones muy discretas: a pesar de su elevado precio, ninguno alcanza el notable, cuatro se quedan en un aprobado e incluso uno, Benfumat, se mereció un suspenso en la cata.

Algunos dejaban que desear en el sabor, otros en el aroma, unos terceros en la textura en boca, ...

Los catadores mostraron sus preferencias por un salmón ahumado con brillo, textura firme y sabor intenso pero sin excesiva referencia al ahumado. El Rey Vikingo se perfila como la mejor relación calidad-precio: es el más barato. y organolépticamente es tan bueno como el mejor. Además, su estado sanitario era impecable. Y es el menos salado

Al igual que el resto de pescados ahumados, el salmón sufre un proceso de salmuera y desecación, seguido de una exposición al humo de madera natural que le confiere sus peculiares aroma, sabor y textura. Se trata de un alimento muy nutritivo, cuyo consumo deben moderar los hipertensos (por su abundante sal) y quienes tienen elevados índices de colesterol. En este caso, por una doble razón: a diferencia de otros pescados azules, en el salmón buena parte de la grasa es saturada y, por otro lado, su aporte de colesterol es apreciable, cercano a la carne de cerdo o ternera. El análisis se ha centrado en averiguar el estado higiénico-sanitario y el grado de conservación y frescura del salmón ahumado. La conclusión es que cinco de las ocho muestras presentaban algunas deficiencias sanitarias y que la conservación del salmón ahumado era mejorable en otras cinco. Por tanto, queda claro que las asignaturas pendientes de este producto semi-fresco que se consume sin cocción alguna, por lo que los posibles gérmenes que contiene son ingeridos tal cual por el consumidor, continúan siendo unos procesos de elaboración que garanticen su calidad sanitaria y unos sistemas de comercialización que aseguren su buen estado de frescura y conservación. De ahí la importancia de que, una vez elaborado el salmón ahumado, fabricantes, distribuidores y consumidores adopten medidas para garantizar que la cadena de frío se mantiene sin rupturas hasta el momento del consumo.

En cuanto al trato que este salmón ahumado proporciona a nuestros sentidos, especialmente al paladar, sólo cabe decir que ofrecen prestaciones muy discretas: a pesar de su elevado precio, ninguno alcanza el notable, cuatro se quedan en un aprobado e incluso uno, Benfumat, se mereció un suspenso en la cata. Algunos dejaban que desear en el sabor, otros en el aroma, unos terceros en la textura en boca, ... Los catadores mostraron sus preferencias por un salmón ahumado con brillo, textura firme y sabor intenso pero sin excesiva referencia al ahumado. El Rey Vikingo se perfila como la mejor relación calidad-precio: es el más barato. y organolépticamente es tan bueno como el mejor. Además, su estado sanitario era impecable. Y es el menos salado.

Un pescado peculiar

El salmón es fuente de abundantes proteínas (20% del total del producto) de buena calidad, por su alto valor biológico. La grasa supone entre el 8% y el 10%, por lo que se clasifica como pescado semigraso. Esta grasa presenta un alto porcentaje de ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados, los que ejercen un papel beneficioso sobre la tasa de colesterol sanguíneo. Sin embargo, el salmón aporta casi un tercio de su grasa en forma de saturados. Y contiene una cantidad apreciable de colesterol (90 mg/100 gramos), cerca de la carne de cerdo o ternera. Debido a su contenido en grasa, aporta un contenido energético bastante elevado, 200 calorías por cada 100 gramos, parecido al de los pescados azules.

Además, el salmón es buena fuente de vitaminas y minerales. Debido al proceso de salmuera, aporta sodio (2% de media en las ocho muestras), por lo que debe moderarse su consumo, y muy especialmente las personas hipertensas. Las muestras contienen entre un 3,3 y un 1% de sal, siendo Eurosalmón y El Rey Vikingo las más y menos saladas, respectivamente. Destaca también su contenido en fósforo e iodo. Contiene, además, hierro, cinc, magnesio y calcio (66 mg/100g). En cuanto a las vitaminas, el salmón es rico en vitamina A, D, B1, B6, niacina y ácido fólico. También contiene vitamina B2 y B12.

Conservación y frescura, mejorables

A medida que el pescado envejece, la degradación de sus proteínas produce compuestos nitrogenados, entre los que se encuentran las bases volátiles y aminas biógenas. Una de estas últimas, la histamina, puede producir reacciones alérgicas severas en personas sensibles. Bases volátiles e histaminas indican el estado de conservación y frescura del pescado fresco, por lo que es deseable que estén presentes en bajas cantidades. El proceso de ahumado puede aportar derivados nitrogenados, por lo que las cantidades de estas sustancias no son una medida directa del estado de frescura del pescado aunque permitan una idea aproximada del estado de conservación del producto. En las ocho muestras, las bases volátiles oscilan entre 120 y 520 ppm (partes por millón), y cuatro de ellas tienen cerca de 500 ppm. La norma no indica valores máximos para las bases volátiles en el pescado ahumado, aunque se considera aceptable un recuento de hasta 500 ppm de bases volátiles. La norma, sin embargo, sí dicta un máximo de histamina: 100 ppm. La Balinesa, Martiko y Benfumat presentan histamina por encima de este recuento por lo que son incorrectos, mientras que se halla prácticamente ausente en Ahumados Dominguez y Eurosalmón, que son también las muestras con menos bases volátiles. En resumen, la conservación y frescura es mejorable en cinco muestras, en las que al parecer no se ha respetado la cadena de frío que requiere el salmón ahumado.

Deficiencias sanitarias en cinco muestras

Se ha realizado un análisis microbiológico de las ocho muestras para determinar su estado higiénico-sanitario. Sólo La Balinesa contenía listeria, bacteria patógena que si bien no está normalizada, no debe estar presente en productos que se consumen sin ser cocinados. No obstante, el recuento de listeria en esta muestra es muy bajo, por lo que se ha considerado de riesgo limitado y casi exclusivo para mujeres embarazadas y personas enfermas. En cuanto a los Stafilococus aureus (germen que aparece por falta de higiene), todas presentan recuentos por debajo del valor admitido. Los problemas más serios se registraron en aerobios mesófilos y enterobacterias, vinculados a dèficits de higiene en la elaboración o a la mala conservación del producto. Así, el estado microbiológico de Benfumat y La Balinesa es "malo", ya que presentan un recuento de aerobios y enterobacterias superior al permitido. Royal y Martiko superan el máximo de aerobios pero su contenido en enterobacterias es bajo, por lo que se han calificado como "regular". El estado sanitario de Ahumados Dominguez fue bueno ya que carecía de enterobacterias aunque su recuento de aerobios era algo elevado. Skandia se hallaba por encima del máximo de aerobios, por lo que su estado sanitario se definió "regular". Las muestras de más calidad higiénico-sanitaria, con un "muy bien" son Eurosalmón y El Rey Vikingo.

Los problemas detectados pueden deberse a la ruptura de la cadena del frío en algún punto de la cadena de distribución y no a una mala higiene del lugar de fabricación, salvo en el caso de La Balinesa, que contenía listeria, que sólo puede proceder del punto de fabricación. Para asegurar el buen estado higiénico-sanitario de este producto es fundamental que no se rompa la cadena de frío desde que sale de la fábrica hasta que llega el momento de su consumo. La proximidad de la fecha de caducidad no parece ser un elemento decisivo en la calidad sanitaria del salmón ahumado: Balinesa y Martiko, aun cuando quedaba a sus muestras un mes o más para cumplirse la fecha de caducidad, presentaban un mal estado sanitario, mientras que El Rey Vikingo, a cuya muestra sólo le faltaban 14 días para caducar, lucía un estado sanitario irreprochable.

¿Y el peso? En un producto tan caro como este salmón ahumado, adquiere cierta importancia la exactitud del peso que anuncia el envase. El neto declarado era de 100 gramos en todas las muestras. Comparándolo con el que estableció la balanza de precisión del laboratorio, el peso real es mayor o igual al declarado sólo en Benfumat y Eurosalmón. Para el resto, el peso real era menor al anunciado, si bien la mayoría están dentro de la tolerancia permitida (9 gramos). La excepción, poco relevante, la protagonizó Skandia, con 10 gramos menos de los declarados.

En cata, resultados mediocres

Los catadores valoraron, en cada muestra, la apariencia, el olor, el sabor y la firmeza en boca. Se prefirió el salmón con brillo y sabor intenso pero no excesivamente ahumado. Los que más agradaron fueron La Balinesa, Dominguez y El Rey Vikingo, que consiguieron 6 puntos, aunque ninguno satisfizo completamente. Y el que menos gustó fue Benfumat, que se hubo de conformar con 3 puntos. El resto obtuvieron un aprobado. Unas calificaciones que, en un producto de este precio, pueden considerarse mediocres.

Benfumat presentaba un escaso brillo, con las valoraciones más bajas para olor y sabor, y con una textura en boca que tampoco gustó. En el otro extremo, La Balinesa presentaba un aspecto brillante y un olor discreto, además de un sabor típico y ahumado intenso, y una convincente textura en boca. Dominguez lucía el color más naranja y la mayor intensidad de brillo, lo que le hizo acreedor a la mejor apariencia. Es una de las muestras con olor menos intenso y con las notas más altas para el aroma a ahumado, pero de intensidad sólo media media en el sabor característico de este producto. De El Rey Vikingo gustó su brillo y color, así como su sabor y firmeza en boca. No obstante, presentaba un excesivo olor ahumado y escaso aroma a pescado.

De Martiko gustaron su color naranja e intenso brillo, así como su aroma. Royal fue el de menos brillo y color más parduzco; no obstante, su textura era la más firme y su olor a humo y sabor ahumado e intenso gustó a los catadores. En Skandia, su sabor a humo fue de los más intensos y la textura en boca fue bien calificada. Eurosalmón presenta aspecto brillante y color anaranjado, aroma a humo y pescado y sabor característicos intensos, pero la textura en boca fue mediocre.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto