Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología > Internet y telecomunicaciones

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Telefonía móvil: Para ahorrar hay que elegir muy bien

Mucho han cambiado las cosas desde que en 1990 la telefonía móvil, tal como la conocemos ahora, irrumpiera en el mercado español

 En diez años, el número de usuarios ha pasado de los 54.700 abonados de MoviLine de Telefónica, el único operador al comienzo de los 90, a superar los 7 millones de hoy. De mantenerse el actual ritmo, en el año 2000 un 24% de la población tendrá un móvil. Pero no sólo crece el número de usuarios.

Un nuevo operador acaba de desembarcar en el mercado del móvil, lo que eleva a cuatro el número de proveedores: MoviLine y MoviStar (ambos de Telefónica), Airtel y el recién llegado, Amena, de Retevisión (Euskaltel gestiona este servicio en la Comunidad Autónoma Vasca). Entre todos ellos, ofrecen al consumidor 30 tipos de contratos o distintas tarjetas prepago (se abona una cantidad antes de utilizar el móvil). Ante tanta posibilidad de elección, manifestación pura de las estrategias de marketing que segmentan al máximo el público potencial, podría parecer que dar con la fórmula adecuada para cada tipo de cliente es coser y cantar.

Sin embargo, la diversidad de precios, cuotas, horarios, prestaciones y servicios y la constante renovación tecnológica de los aparatos, convierten la elección del móvil en un rompecabezas. Además, aparecen cada semana nuevas modalidades que aumentan las yas amplias variedad y posibilidades de la telefonía móvil. El usuario, por tanto, debe reflexionar sobre el uso que dará a su móvil: si sus llamadas van a ser por motivos personales o profesionales, si efectuará la mayoría de ellas por la mañana, por la tarde o de noche; si sus interlocutores más habituales se encuentran en su misma provincia; si sus llamadas más frecuentes serán a teléfonos fijos o a móviles... Y, por supuesto, habrá de saber si el operador elegido ofrece cobertura donde el usuario piensa usar su teléfono móvil.

El uso habitual define la elección del móvil

En términos generales, no se puede hablar de tarifas más o menos baratas. Tampoco es posible determinar si los contratos pospago ofrecen más ventajas económicas que las tarjetas prepago.

Todo depende de la utilidad que se le vaya a dar al teléfono. Si la mayoría de las llamadas tienen como destino un móvil del mismo operador, la factura a fin de mes será menos abultada que si las conversaciones se han mantenido de móvil a un teléfono fijo. Si de lo que se trata es simplemente de estar localizable, la mejor opción es una tarjeta ya que no se paga cuota de conexión ni mensualidades. Sin embargo, el precio de las llamadas es más elevado que en los modelos que requieren contratos: a partir de quince llamadas al mes a un teléfono fijo en horario normal, conviene suscribir contrato.

Si la mayor parte de las llamadas se realizan por la mañana y a un fijo, la opción más barata es el Contrato sin Horas, de MoviLine. El minuto cuesta 40,6 pesetas, frente a las 87 y 84,6 pesetas que cuesta en los Personales de Airtel y MoviStar, respectivamente. A partir de las seis de la tarde, resulta más económico mantener una conversación vía móvil, 13,92 pesetas por minuto, con el Contrato Tarde de MoviLine. Sin embargo, hasta esa hora cada minuto cuesta 81,2 pesetas, y los fines de semana y festivos hay que esperar hasta las 12 del mediodía para volver a la tarifa superreducida: hasta ese momento sale a 29 pesetas/minuto.

Amena, o Euskaltel en la CAV, han irrumpido con sus tarjetas prepago, y ofrecen en la Más Ocio las tarifas más bajas de esta modalidad para llamadas diarias desde las 4 de la tarde, y los fines de semana el día completo. Cada minuto cuesta 23,4 pesetas, y a partir del primero, que siempre se tarifica completo, se paga segundo a segundo: sólo se paga por lo que se habla.

Ya en un apartado más específico, muchos usuarios se llevan las manos a la cabeza al comprobar que a finales de mes las consultas al Buzón de Voz han disparado su factura. Esos mensajes que nos han dejado en el Buzón, se pagan (al recuperarlos) como una llamada más, excepto en MoviLine y sólo si el rescate se hace justo después del aviso de mensaje. MoviStar cobra por escuchar estos mensajes lo mismo que una llamada de móvil a móvil. Airtel establece dos tarifas: normal y superreducida. En laborables y de 7 a 21 horas, la llamada al contestador cuesta 34,8 pesetas por minuto. Amena cobra en todos los casos 11,6 pesetas/minuto.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto