Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Aprender a comer bien

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Guisantes finos en conserva: Irregularidades en tamaño y defectos

Se han analizado cinco muestras de latas de guisantes "finos" en conserva: Bonduelle, Conservas Martínez, Hero, Rombo d'Oro y Molinera, con diferentes pesos

  Hero y Rombo d'Oro dicen ser de categoría Extra, mientras que Conservas Martínez y Molinera se declaran Primera. Bonduelle, ignorando la norma, no indica su categoría. Los más caros son Molinera y Rombo d'Oro, con un precio de 547 y 460 pesetas por kilo neto, respectivamente, mientras que el resto cuestan entre 233 (Martínez, los más baratos) y 389 pesetas por kilo.

El análisis ha desvelado irregularidades en cuanto a calidad de los guisantes, que afectan a tres de las cinco muestras. Veámoslas: en primer lugar, aunque Hero y Rombo d'Oro aseguran ser Extra, la suma de sus guisantes con defectos (de color, textura, hollejo, manchados y/o desechos-partidos-sin epidermis) era superior a la permitida para los guisantes Extra. La categoría real de Hero es Primera, y la de Rombo d'Oro, aún peor, Segunda. Otra irregularidad es que, según las etiquetas, se trata en todos los casos de guisantes "finos" pero el análisis demostró que el tamaño real de los guisantes Hero es "mediano" y el de Molinera "grande", inferiores ambos comercialmentes al de "fino".

Esta legumbre es un alimento muy recomendable: no tiene grasa, aporta pocas calorías y es una buena fuente de fibra, vitaminas y minerales, así como de proteínas (un 6%) e hidratos de carbono. El contenido de sal de los guisantes en conserva se mueve entre un 0,7% de Martínez y el 0,2% de Rombo d'Oro. No se ha detectado plomo en ninguna muestra y las concentraciones de cobre son muy inferiores a lo permitido.

Por otro lado, las marcas que más gustaron en la cata, Bonduelle y Rombo d'Oro, ofrecen los guisantes de menor tamaño. Por el contrario, la lata de guisantes más grandes (Molinera) es la que menos ha agradado a los catadores. La mejor relación calidad-precio es para Conservas Martínez, la más barata. Aprueba en la cata, y la categoría y el calibre declarados coinciden con los reales. Bonduelle es también interesante. Son baratos y figuran entre los que más gustaron (6 puntos) en la cata. Y el calibre declarado coincide con el real.

Muy nutritivos

El guisante es una legumbre verde (como las habas o las judías verdes) con un elevado contenido en agua (un 75%) y un bajo aporte calórico, sólo 80 calorías por cada 100 gramos.

Otra ventaja es que su contenido en grasa es despreciable, al no superar el 0,5%, y su aporte de colesterol es nulo. Son, además, buena fuente de hidratos de carbono (13%), principalmente almidón. Y tienen bastante fibra (6%) lo que les convierte en una estimable fuente de esta sustancia tan conveniente en la dieta habitual.

También son fuente generosa de proteínas. Al tratarse de una leguminosa, su contenido proteico (en torno a un 6%) es superior al de las verduras y hortalizas, grupo en que erróneamente se incluye cobn frecuencia a los guisantes. Estas proteínas son de calidad intermedia, ya que adolecen de déficit en aminoácidos azufrados, metionina y cisteína, esenciales para el organismo. No obstante, si se mezclan los guisantes con arroz o pasta, se consigue un aporte adecuado de aminoácidos.

Aportan también vitaminas hidrosolubles del grupo B, como niacina, tiamina o vitamina B1, riboflavina o vitamina B2 y ácido fólico. También son proveedores de b-caroteno y vitamina C. En cuanto a los minerales, tienen cinc, magnesio y calcio. Su contenido en hierro es elevado, pero resulta de difícil absorción intestinal, por lo que la ingesta de este alimento junto con carnes o vitamina C facilita este proceso fisiológico.

No se ha detectado en ninguna muestra la presencia de plomo (metal tóxico), y la concentración de cobre ha sido de 0,1 a 0,3 ppm, muy por debajo de la permitida (hasta 20 ppm) para las conservas de guisantes.

Además de guisantes y agua, el otro ingrediente es la sal. Este compuesto ayuda a la conservación del producto y mejora su sabor. La sal de estos guisantes se mueve entre el 0,7% (Martínez, "salados" en la cata) y el 0,6%, salvo en Rombo d'Oro, que sólo contiene un 0,2% de sal.

Pesos bien, calibres mal

El peso neto (guisantes más agua) varía mucho. Bonduelle y Martínez declaran un contenido neto de 400 y 390 gramos, respectivamente, Hero y Rombo d'Oro de 185 y 150 gramos. Y Molinera, de 80 gramos en cada una de las tres latas individuales. Una vez medido el contenido neto, se observa que el real es mayor que el declarado.

Pero el valor más interesante es el peso escurrido, o peso una vez eliminado el líquido de cobertura, el agua. También los valores medidos fueron iguales o superiores a los declarados. Por tanto, en cuanto a los pesos, todo fue bien. No puede decirse lo mismo de los calibres, o tamaño de los guisantes. Todas las muestras aseguran contener guisantes "finos", entre 8,2 y 8,8 mm por unidad. No obstante, se registró una amplia gama de tamaños, algunos inapropiados. Así, Rombo d'Oro presenta un 65% de guisantes finos, un 33% de muy finos y un 2% de medianos; Martínez tiene un 53% de finos, un 46% de muy finos y el 1% restante se reparte entre medianos y extrafinos; Bonduelle contiene un 26% de finos, un 70% de muy finos y un 4% de extrafinos; Hero, un 41% de finos, un 57% de medianos y el 2% de muy finos, y Molinera ofrece sólo un 8% de finos, siendo la mayoría medianos (64%) y grandes (25%).

Teniendo en cuenta que los guisantes son de mejor calidad cuanto menor es su tamaño, las muestras con guisantes de tamaños inferiores al declarado (Martínez, Bonduelle y Rombo d'Oro) son correctas. Pero Hero y Molinera deben corregir la clasificación de su calibre. Hero tiene más de un 10% de unidades de calibre superior al declarado (tolerancia permitida), por lo que su calibre es "medianos".

En Molinera, el calibre es "grandes", ya que el porcentaje para este calibre es mayor del 10% permitido. Molinera, con los guisantes más grandes, fue la marca que menos gustó en la cata, mientras que Bonduelle y Rombo d'Oro, con los guisantes más pequeños, fueron los mejor valorados.

Otros defectos: dos, menor categoría de la declarada

Además de los de calibre, se han observado defectos de color, textura, hollejo, manchados y/o desechos-partidos-sin epidermis. Para la categoría Extra se permite hasta un 5% de producto defectuoso sin contar los defectos de calibre, para Primera hasta un 10%, y para Segunda la tolerancia en defectos no excluyentes (que no afectan gravemente al aspecto o comestibilidad del producto) será del 15%.

Martínez, Molinera y Bonduelle presentan una suma de defectos de un 5,2%, 7% y 8,4%, respectivamente, por lo que su categoría comercial es Primera, lo que se corresponde con la categoría declarada por Martínez y Molinera, mientras que Bonduelle no indica categoría en el etiquetado. Pero Rombo d'Oro y Hero, ambas declaradas Extra, presentaron una suma de defectos superior al 5%, la primera por defectos de textura y desechos-partidos-sin epidermis, y la segunda por defectos de color, textura, hollejo y desechos-partidos-sin epidermis.

Hero, con un 8% de unidades defectuosas, no es Extra sino Primera. Y Rombo d'Oro, con un 13,7% de unidades defectuosas, es Segunda. Esta última marca sobrepasa la tolerancia individual para los defectos de textura y de desechos-partidos-sin epidermis para los guisantes Extra.

Etiquetado, sólo regular

Todas las muestras analizadas incluyen datos obligatorios como la denominación, "guisantes", el calibre, "finos", la lista de ingredientes precedida de la palabra "ingredientes", el peso neto y peso escurrido precedido de las palabras "peso neto" y "peso escurrido" (si bien Rombo d'Oro utiliza una nomenclatura equivocada para el peso escurrido, ya que pone "P. N. esc."), la fecha de consumo y el lote de fabricación (cuando es necesario), y el nombre y domicilio del fabricante. También es obligatorio indicar la categoría comercial del producto, pero Bonduelle no lo hace.

Esta marca, al igual que Hero, Molinera y Rombo d'Oro incluye información nutricional no obligatoria. Excepto en Hero, en el resto de los envases junto a la denominación aparece la expresión "al natural". Esta expresión se refiere a guisantes en agua, con sal y en algunos casos azúcar y aromas, como los que se han analizado.

Por tanto, la denominación de "guisantes al natural" es correcta. Los defectos de etiquetado correspondientes al calibre, defectos y categoría comercial en algunas muestras se han detallado anteriormente.

Cata: falló una muestra

Los catadores han valorado la apariencia, el sabor y la textura en boca de cada muestra, mostrando preferencia por los guisantes de color verde intenso, blandos y con un sabor ligeramente marcado. Bonduelle y Rombo d'Oro, ambas con 6 puntos, obtuvieron la valoración global más alta, seguidas de Hero y Martínez, ambas con 5 puntos.

Rombo d'Oro consiguió la mejor calificación en todos los parámetros estudiados. Sus guisantes presentan un atractivo color verde, una textura blanda y un sabor de intensidad media agradable.

Bonduelle tiene guisantes de color verde no muy intenso, con sabor y textura satisfactorios.

Hero destacó por su color verde, además de su sabor y textura blanda. En los de Martínez destacan su color y el sabor intenso y salado, si bien en textura obtienen puntuación sólo intermedia. Con diferencia, la muestra que menos agradó fue Molinera, con sólo 1 punto, debido al escaso sabor de sus guisantes, que recordaba a "legumbre cruda". También fue mal valorada la dureza de los guisantes.

La muestra más cara es Molinera, que cuesta 547 pesetas por kilo neto y se vende en lote de tres latas. Le sigue Rombo d'Oro, 460 pesetas el kilo neto, una de las que más gustó en la cata pero que presenta tantos defectos que se queda en categoría Segunda. El resto cuestan por debajo de las 400 pesetas el kilo neto, siendo la más barata Martínez, a 233 pesetas el kilo. La mejor calidad-precio corresponde a Martínez. Y Bonduelle, aunque algo más cara, es también interesante.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto