Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente > Medio ambiente urbano

^

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Transporte público, grandes diferencias entre las ciudades: En Vitoria, los buses más baratos

El transporte público de una ciudad habla mucho del nivel de calidad de vida que cada urbe ofrece a sus vecinos y visitantes. Y también dice bastante del compromiso que asumen las autoridades municipales con la mejora de la habitabilidad de su ciudad.

Mil viajes al año

CONSUMER ha partido de un supuesto con dos perfiles de usuarios de bus urbano; un trabajador de 40 años y un jubilado o pensionista de 68 años. Para ambos, se ha calculado el coste de 1.000 viajes al año, (4 viajes cada día de un total de 225 días laborables y dos viajes en cada uno de los 50 días festivos fijados en el supuesto), considerando que se acogerán a las tarifas o billetes especiales que supongan el máximo ahorro. Como se ha adelantado, el ciudadano de Vitoria cuenta con, debido al reducido precio del bonobús de 10 viajes (sólo 450 pesetas) el bus más barato. Los usuarios de Valencia utilizarían la T-30 (4.400 pesetas al mes) que les permite realizar cuantos viajes deseen, tanto en buses urbanos como en el metro.

Los vecinos de Madrid, que abonarán 4.350 pesetas menos que los valencianos al cabo del año, emplearían un bono anual de 48.950 pesetas cada uno, pudiendo realizar también un número ilimitado de viajes en bus urbano y en metro. En Pamplona interesa comprar el bonobús de 10 viajes (580 pesetas), no hay más opciones para ahorrar.

En Santander, el único recurso será también los bonobuses de 10 usos, a 600 pesetas cada uno. En San Sebastián ocurre lo propio, con un bonobús algo más caro, 630 pesetas. Los usuarios de Barcelona se acogerían a la tarjeta mensual (T-Mes) que cuesta 5.450 pesetas, si bien se pueden viajar cuantas veces se quiera y tanto en metro como en autobús. En Bilbao no hay más alternativa que el bono-bus de 10 viajes, a 700 pesetas, sin que sea válido para el metro. Málaga, la segunda ciudad más cara de las comparadas, ofrece su bonobús a 725 pesetas. Pero es en Alicante donde el transporte sale más caro, debido al alto precio del bonobús de 10 viajes (750 pesetas) e incluso del de 30 viajes (2.250 pesetas).

¿Y los jubilados?

En lo que respecta a mayores de 65 años, los vitorianos son los más afortunados: tan sólo con presentar el DNI, quienes superan esta edad pueden viajar gratis en los buses urbanos. Por tanto, en el supuesto de CONSUMER (1.000 viajes anuales), el gasto de los mayores vitorianos sería nulo. La siguiente ciudad con transporte más económico para este colectivo es Madrid, aunque el precio da ya un gran salto: alcanza las 14.080 pesetas anuales (Abono 3ª Edad anual), si bien los viajes son ilimitados y se pueden usar todos los transportes públicos de la Comunidad de Madrid, incluido el metro. En San Sebastián, se pagarían 26.000 pesetas (100 bonobuses para usuarios de esta edad).

En el resto, los precios dependen de los ingresos familiares. En Bilbao, sólo tienen tarifa reducida (viajan gratis) los jubilados o pensionistas que ingresen menos del salario mínimo interprofesional (SMI), cifrado para este año en poco menos de 70.000 pesetas, mostrando la Tarjeta Municipal de Transporte. Rige, además, una limitación: las bandas horarias de exclusión (de 7 a 9 horas y de 13 a 15 horas) a que deben someterse estos usuarios que no pagan.

En Barcelona, la situación es favorable para la mayoría de los usuarios de más edad: el precio del bus para mayores (de 62, no de 65 años) depende de los ingresos, pero veamos los dos casos contemplados en las tarifas: los matrimonios que no superen las 123.833 pesetas mensuales o los viudos que no ganen más de 68.040 pesetas, pueden hacerse con un bono anual que cuesta sólo 600 pesetas. Y los matrimonios mayores de 62 años que ganan menos de 223.171 pesetas en total, o los viudos que no superan las 123.833 pesetas, tienen la T-4 (10 viajes, a 355 pesetas) acompañada del carné de jubilado.

Pamplona también da un trato prefertente a sus mayores. Co-existen, en la capital navarra, dos tarifas, ambas muy económicas. La denominada A (10 pesetas por viaje) se aplica sólo a mayores de 65 años cuyos ingresos no superen el SMI si es una persona sola, y del 120% del SMI si se trata de un usuario con cónyuge. A quienes ganan más que el SMI, se les aplica la tarifa B, a 30 pesetas el viaje. Por tanto, en el supuesto, estos últimos habrían de abonar 30.000 pesetas, una cantidad elevada pero muy menor a la de un jubilado bilbaino con ingresos superiores al SMI, que pagaría como cualquier otro cliente.

En Málaga, los mayores utilizarían 100 bonobuses de 10 viajes al precio de 10 pesetas cada uno, pero sólo en el caso de que sus ingresos no superen el SMI. Los demás. tarifa normal. En Valencia, el carné de pensionista cuesta sólo 1.700 pesetas al año y permite ilimitados viajes en bus, pero se concede únicamente cuando los ingresos de la familia son inferiores al SMI. En Santander, un bono de 10 viajes cuesta 50 pesetas, pero se concede a personas cuyas pensiones no superan las 100.000 pesetas al mes, cantidad notablemente superior al SMI.

En Alicante, los mayores solteros, viudos o separados cuyos ingresos no superen el SMI pagarían, en el supuesto de CONSUMER, unas 15.000 pesetas al año (34 bonobuses "Tercera Edad", de 30 viajes). La misma cantidad será abonada por los matrimonios cuyos ingresos mensuales no superen conjuntamente las 103.905 pesetas. A quienes no cumplen estos requisitos se les aplican las tarifas habituales.

Tarifas reducidas para jóvenes y estudiantes

Por otro lado, seis de las diez ciudades disponen de tarifas de bus para jóvenes. En Vitoria hay tres tarifas, cuyo precio depende del número de miembros de la familia y de los ingresos anuales de la misma. Pueden utilizar hasta dos líneas de bus y las veces que quieran (están pensadas para acceder al centro de estudios desde la casa del usuario) y los billetes son válidos sólo para días lectivos (Tarifa A, a 205 pesetas al mes; tarifa B, a 1005 pesetas al mes y tarifa C, a 2010 pesetas).

En Santander está el carné para menores de 18 años, a 7.000 pesetas, para viajar durante tres meses sin restricción alguna. En Madrid, los menores de 21 años disponen de un abono mensual para la zona A (zona centro de la capital), en cualquier transporte público y con viajes sin límite, que cuesta 3.085 pesetas. Valencia ofrece la T-30 Joven (3.300 pesetas al mes), acompañada del carné joven (de 14 a 26 años). Este abono permite circular en Metro Valencia y EMT, sin límite de viajes pero sólo dentro de la "Subzona AV" (zona urbana) y durante 30 días consecutivos.

En Alicante, los usuarios de entre 14 y 26 años, pueden utilizar el Bono Joven (30 viajes, a 1.800 pesetas). Y los estudiantes, el Bono de 1.500 pesetas por 30 viajes. En Málaga, hay un Bono Estudiante de 10 viajes a 380 pesetas, para días lectivos. En San Sebastián, Pamplona, Barcelona y Bilbao no hay tarifas para jóvenes.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto