Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Familia

Λ

Si deseas que resolvamos tu caso en la revista EROSKI CONSUMER ponte en contacto con nosotros. Sólo serán respondidas y publicadas las consultas que desde la revista EROSKI CONSUMER consideremos más interesantes.

Último deseo del padre fallecido

Hace dos años que falleció nuestro padre, quien dispuso en una carta manuscrita que todos sus bienes pasaran a ser propiedad de una de sus hijas (nuestra hermana), la que se hizo cargo del cuidado de los padres en los últimos años. En esa misma carta, nuestro padre especificaba que, en cuanto al dinero, la mitad era para dicha hija y la otra mitad a repartir a partes iguales entre los otros tres hijos. La cuestión está en que nuestra hermana ha negado la existencia de dicha carta; más tarde, manifestó que no había dejado apenas dinero, pero no accede a mostrarnos el estado de las cuentas. Huelga decir que en todo momento se ha negado a hacernos entrega de cantidad alguna. Quisiéramos saber si estamos a tiempo de reclamar ante la justicia la parte que nos corresponde, tal y como era la voluntad de nuestro padre. Y si este tipo de cartas tiene alguna validez legal.

  La última voluntad del padre quedó plasmada en lo que se denomina testamento ológrafo, regulado en los artículos 688 y siguientes del Código Civil. Este tipo de testamento es válido siempre que todo él esté escrito y firmado por el padre, y que se protocolice en el plazo de cinco años ante el juzgado de Primera Instancia. Por el momento no es válido, pero todavía disponen de tres años para protocolizarlo ante el juez. La persona en cuyo poder se encuentre, está obligada a presentarlo al juzgado en el plazo de diez días desde que tuvo conocimiento del fallecimiento del testador y si no lo hace será responsable de los daños y perjuicios que cause su dilación.

Su hermana debería ser la primera interesada en protocolizar el manuscrito porque, en otro caso, al no haber testamento se entendería que su padre falleció intestado y se procedería conforme a las reglas de la sucesión intestada: reparto de bienes a partes iguales entre todos los herederos forzosos; en este caso, entre los cuatro hijos. Como precaución, por si hubiese otro testamento en alguna notaría, conviene solicitar del Registro de Ultimas Voluntades certificación sí el padre otorgó testamento ante algún notario (compren un sobre en cualquier estanco y acompáñenlo de un certificado de defunción). Si la respuesta es negativa, como es de suponer, hablen con su hermana para protocolizar el testamento ológrafo ante el juez. Si se niega, requiéranla judicialmente para que lo exhiba.

E inicien el procedimiento de protocolización (para que el juez diga si es o no válido). Si es válido, podrán reclamar de su hermana el dinero que les corresponde. Si no lo es, procedan conforme a las normas de sucesión intestada: pueden reclamar su herencia, a partes iguales.


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto