Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Prevención y hábitos de vida

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Instalaciones deportivas públicas: En unas capitales, mucha mayor insfraestructura deportiva que en otras

En nuestro país, casi cuatro de cada diez ciudadanos practican deporte de forma habitual. Y la mitad de ellos recurre a instalaciones deportivas de titularidad pública.

  Esto es, promovidas y gestionadas fundamentalmente por los ayuntamientos de las ciudades en que viven estos usuarios que entienden que el deporte no se limita a un espectáculo televisivo. Y hacen bien, porque nos permite mantener la forma física y controlar un poco el peso. Además de para rescatar ese espíritu del juego y la diversión tan apropiados para encarar la vida con alegría, el deporte sirve para romper la monotonía cotidiana y liberar ese plus de agresividad que a veces no podemos canalizar; y, también muy importante, fomenta la comunicación con los demás.

Natación, fútbol, tenis, gimnasia, baloncesto, futbito, frontón, atletismo, ? son actividades en las que muchas personas invierten su tiempo de ocio sin salir de la urbe. Pero no siempre es sencillo realizarlas, ya que algunas ciudades carecen de la infraestructura necesaria para ello.

"Los poderes públicos fomentarán la educación sanitaria, la educación física y el deporte. Asimismo facilitarán la adecuada utilización del ocio" recuerda la veinteañera Constitución española en uno de sus artículos.

CONSUMER ha realizado un estudio sobre el equipamiento deportivo de uso público en doce capitales. La primera conclusión es que ninguna puede presumir de un equipamiento completo: en todas, las autoridades municipales deben mejorar la oferta de instalaciones deportivas de su ciudad. Por ejemplo, y de media, sólo hay un vaso de piscina para adultos por cada 36.365 habitantes. O un gimnasio por cada 15.331 residentes en estas doce capitales. Ahora bien, los medios desplegados por las instituciones públicas en algunas ciudades son muy superiores a los de otras. Dicho de otro modo, los residentes de unas (por ejemplo, Logroño y Burgos) lo tienen mucho más fácil para hacer deporte que los de otras, como Murcia, Santander o Alicante.

Naturalmente, siempre queda la alternativa de recurrir a clubes deportivos privados (los hay de todo tipo, desde los elitistas hasta los más populares), pero este informe compara exclusivamente las infraestructuras deportivas de titularidad pública. Para facilitar su comprensión, se habla del número de instalaciones de cada especialidad deportiva en función de su número de habitantes de cada capital. Por tanto, se indican datos relativos, no totales. Y ello porque las 20 piscinas de Bilbao significan menor equipamiento que las 11 existentes en Logroño, ya que la capital riojana tiene tres veces menos habitantes que la vizcaina. Logroño, por cierto, es la ciudad mejor equipada en gimnasios y salas de musculación (once veces más que Alicante), canchas polideportivas (ocho veces más que Valencia), frontones (un 50% mejor que Bilbao) y la segunda mejor en campos de fútbol. Esta privilegiada situación de la capital riojana se debe a que se han contabilizado también las instalaciones de los colegios públicos, porque son gestionadas por el Ayuntamiento y están abiertas al público en general. Por su parte, Burgos es la mejor dotada en piscinas (diez veces más que en Alicante y Santander) y en pistas de atletismo y tenis. Vitoria queda como la más equipada en pistas de squash y entre las más generosas en piscinas, gimnasios y salas de musculación, frontones, pistas de tenis y campos de fútbol. San Sebastián es, junto con Bilbao, la mejor en canchas de paddle,mientras que Barcelona y Valencia se sitúan en una posición intermedia. Murcia es la mejor en campos de fútbol, aunque de las peores en pistas de tenis. Santander, es la menos dotada en piscinas, y de las más pobres en gimnasios y salas de musculación. Carece de pistas de paddle y de squash (al igual que Alicante). Pero ocupa la tercera mejor posición en campos de fútbol. Valencia es la peor en canchas y de las peores en piscinas y gimnasios y salas de muscuación. La peor de todas, Alicante. Mal en piscinas, canchas y la peor en pistas de tenis, gimnasios y salas de musculación.

Cuánto cuesta hacer deporte.

Los centros deportivos públicos ofrecen en su mayoría a sus abonados gran variedad de tarifas anuales para que accedan a las instalaciones que no requieren reserva ni pago previo para su utilización. Pero también hay tarifas más apropiadas para los usuarios ocasionales. Cada Ayuntamiento establece sus abonos, que permiten acudir a cualquiera de los polideportivos municipales, cuyos precios varían en función de varios factores, entre otros la edad del usuario y si está empadronado o no en la ciudad. El abono anual para mayores de 18 años en Vitoria es de casi 15.000 pesetas, mientras que, cualquiera que sea su edad, un bilbaíno pagará casi 14.000 pesetas. En San Sebastián, los mayores de 16 años pagan 16.000 pesetas anuales, y en Santander sólo 1.750 (si bien este abono no permite acceder a las piscinas). Los logroñeses abonarán unas 11.000 pesetas al año y los vecinos de Burgos, 9.600. En Pamplona no hay abonos. Se pueden usar las instalaciones cuando se quiera, siempre que no estén ocupadas por reservas realizadas a principio de temporada.

Los abonos familiares son otra alternativa. En Vitoria, los descuentos oscilan entre el 25% y el 80% según el número de miembros de la familia. En Burgos. se mueven entre unos más discretos 5% y 20%. En Bilbao, la tarifa familiar gira en torno a las 21.000 pesetas, un poco menos que en Logroño, mientras que en San Sebastián ronda las 29.000 pesetas. Como puede comprobarse, hay diferencias importantes en las tarifas. Para utilizar las instalaciones de Castellón, Valencia, Alicante y Murcia los ciudadanos pueden comprar bonos de varios usos de manera que les sale más económico que pagando la tarifa ocasional para ese mismo número de usos pero los tipos de estos varía en cada ciudad. Por otra parte se puede acceder pagando la tarifa de uso ocasional. En estas ciudades es posible abonarse a alguna instalación para toda la temporada si se pertenece a un grupo organizado ( Entidades, clubes) solicitando a principio de temporada los días y horas de la semana en que se va a utilizar la instalación. así estos grupos gozarán de importantes descuentos en las tarifas, por ejemplo en Valencia ese descuento es del 50%. En Castellón para bañarse en una piscina cubierta la tarifa de uso ocasional es de 225 pesetas y un bono de 10 baños cuesta 1700.

En Valencia el precio de un bono para piscina cubierta es de 4000 pesetas ( Con este bono se hacen 12 usos al precio de 10 ) y la tarifa de uso ocasional es de 400 pesetas/hora. En Alicante un bono para piscina de diez usos tiene un precio de 3000 pesetas para usuarios mayores de 18 años y el uso individual ocasional para este mismo colectivo es de 400 pesetas. En Murcia un bono para piscina 15 usos para mayores de 16 años tiene un precio de 2350 pesetas y el uso individual ocasional es de 410 pesetas para este mismo colectivo.

El caso de Barcelona es diferente, los usuarios se pueden abonar a un polideportivo municipal mensualmente y así hacer uso de las instalaciones durante todo el día siempre y cuando esté libre la instalación. Este precio de abono varía dependiendo del polideportivo al que quiera el ciudadano abonarse. También pueden alquilar las instalaciones los no abonados pagando una tarifa de uso ocasional. Los precios de abono mensual a los polideportivos más representativos son para mayores de edad entre 2500 y 6500 pesetas/mes, entre 1500 y 3975 pesetas/mes para un tercer familiar, y la tarifa de uso ocasional para mayores de edad oscila entre 500 y 2700 pesetas.

Por otro lado, tras la visita a 52 de las instalaciones deportivas más importantes en estas doce capitales, se concluye que la mayoría ofrecen cursos de aprendizaje de varios deportes, si bien la diversidad de estos cursos es muy distinta según las ciudades. También se ha constatado que en todos los centros visitados había botiquín, y que muchos (todos los de Bilbao, Donostia, Castellón y Murcia) cuentan con una dependencia sanitaria bien equipada.

Asimismo, había taquillas en los vestuarios de casi todos los centros deportivos (en Logroño, sólo en uno de los cuatro inspeccionados), y su estado de conservación y limpieza era correcto. Por último, y aunque con algunos problemas menores (piedras en una cancha de mini-basket y suelos resbaladizos en muchos vestuarios, entre otros), estas instalaciones no presentan elementos que puedan suponer peligro físico para sus usuarios.

Los minusválidos, por su parte, disfrutan de accesos habilitados para sillas de ruedas en la mayoría de las instalaciones deportivas visitadas, pero en una de cada cuatro faltan rampas de acceso a las diversas áreas del espacio deportivo o son menos de las necesarias. Y, excepto en San Sebastián y Murcia, en todas las capitales algún centro deportivo (siempre nos referimos a los visitados por CONSUMER) carecía de aseos adaptados para minusválidos.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto