Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Servicios y hogar

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Hornos microondas con grill: Todos calientan, descongelan y doran bien

Se han analizado ocho hornos microondas con grill: Panasonic, Moulinex, Lynx, Sanyo, Fagor, Samsung, Whirlpool y Ufesa. que costaban entre las 24.650 pesetas de Lynx y las 39.670 pesetas de Whirpool.

  A pesar de estas diferencias en el precio, lo que más distingue a estos aparatos no es la aptitud para la función (descongelar, calentar o cocinar-dorar alimentos), muy satisfactoria y similar en todos, sino la facilidad y comodidad de su uso. Por ejemplo, los más caros (Whirpool, Sanyo y Panasonic) son los únicos con temporizador eléctrico, de más calidad que el mecánico. Por otro lado, la capacidad útil de estos microondas con grill es bien distinta: va desde los 19 litros de Panasonic a los 12 litros de Fagor.

Los programas prefijados (descongelación, calentamiento por cantidades ...) resultan cómodos y constituyen un valor añadido del que no disponen todos los aparatos.

Los mejores resultados, tras las pruebas en laboratorio, correspondieron a Sanyo y Panasonic, dos de los más caros. Whirlpool ofreció una respuesta muy mala ante el fuego: no saltó el protector, lo que hizo que el aparato quedara del todo inservible.

Todos los aparatos son seguros eléctricamente y en cuanto a su construcción. Las únicas irregularidades (además de la pésima respuesta al fuego de Whirlpool) fueron el excesivo calentamiento de Ufesa durante el funcionamiento del horno y las perturbaciones que el encendido de Fagor y Ufesa causan en otros aparatos eléctricos conectados a la red.

La mejor relación-calidad precio es para Samsung. Si el usuario puede pagar más, Sanyo es otra buena opción, aunque debería mejorar la facilidad de uso de sus mandos.

Se calientan por el roce de las moléculas.

El microondas es un aparato eléctrico que, mediante el magnetrón (dispositivo específico de estos hornos), produce radiaciones microondas que al agitar las moléculas de los alimentos y bebidas que se colocan en su interior generan un rápido calentamiento.

Los hornos estudiados pueden presumir de unos satisfactorios acabado, ergonomía y uso. La única excepción (y no importante) fue Sanyo: lo complicado de sus mandos obliga al usuario a la consulta frecuente del manual de instrucciones. En cuanto al aspecto exterior, se valoraron muy buenos los de Panasonic, Sanyo y Fagor. El aspecto de Linx y Ufesa se consideró "normal", y el de los demás mereció un "bien". De otro lado, la estabilidad de los ocho hornos (depende de la adherencia del aparato a las superficies en que se apoya) es muy buena. Además, todos tienen en su parte posterior un tope que evita que el horno se coloque a ras de la pared, a fin de mejorar la ventilación y evitar sobrecalentamientos.

La mejor visibilidad desde el exterior es la de Sanyo y Fagor, mientras que la peor correspondió a Lynx. En cuanto a iluminación interior, la mejor es la de Sanyo, Fagor, Samsung y Ufesa valorada, aunque en el resto es también buena.

Continuando con las características de uso, Sanyo y Whirlpool no permiten modificar el tiempo ni el nivel de potencia en el calentamiento cuando se encuentran en funcionamiento; en el resto se puede cambiar el tiempo de calentamiento. En Panasonic, Sanyo y Whirlpool el mantenimiento se consideró mejor que en los otros cinco, porque la resistencia del grill está empotrada en el techo del horno, con lo que se facilita la limpieza.

Todos cumplen bien su papel.

Los dos usos más extendidos de estos electrodomésticos son calentar alimentos y descongelarlos. Para evaluar su eficacia, se realizaron pruebas con pan, espinacas y alimentos precocinados. Se colocó en el centro del horno una barra de pan troceada congelada, para posteriormente seleccionar la potencia máxima durante un minuto y medio. La valoración de la eficacia descongeladora fue muy buena en los ocho hornos. En las espinacas, se descongeló un paquete de estas verduras ultracongeladas siguiendo las instrucciones del fabricante. Tras observar la uniformidad, temperatura y textura del descongelado, en todas las marcas los registros volvieron a ser positivos. En los precocinados, se procedió a la descongelación y cocción de ultracongelados (pizza, canelones, lasaña). Nuevamente, las calificaciones fueron muy buenas. En todos, al finalizar la descongelación se probó la función grill para dorar los alimentos, con resultados otra vez satisfactorios. Además, todos se mostraron muy silenciosos.

El temporizador desconecta el magnetrón y/o la resistencia del grill. Es eléctrico en Panasonic, Sanyo y Whirlpool, y mecánico en los otros cinco.

La precisión y calidad de los eléctricos es superior. El de Moulinex, mecánico, es el peor, con errores superiores al minuto. El tiempo máximo al que se puede regular el temporizador es mayor cuando este es eléctrico. Por otro lado, sólo Panasonic y Sanyo cuentan con programas predefinidos, como una función de descongelación según el peso del alimento, otra de cocción también según el peso, o una de cocción retardada. Y en ambos se puede programar el calentamiento con comienzo retardado. Pero no olvidemos que los 8 hornos permiten encadenar la descongelación y cocción del alimento.

El tamaño importa.

Panasonic es el de mayor capacidad útil, con 19 litros; y Fagor el de menor, con 12 litros. Sólo Sanyo, Samsung y Ufesa indican la capacidad o volumen útil del aparato, pero en los tres casos el volumen real es inferior al declarado. Todas las marcas incluyen una bandeja o plato, y rejilla (Sanyo tiene dos). La bandeja es giratoria en todos, y el diámetro útil del plato varía entre los 30 centímetros de Panasonic y los 21 de Fagor. El de Fagor es el único horno que permite parar el plato giratorio.

Se ha comprobado si la potencia indicada por el fabricante para el microondas, para el grill y para la función combinada se corresponde con los valores reales. El resultado ha sido correcto para todos los hornos. Relacionando la potencia de entrada y la de salida (potencia microondas), se halla el rendimiento de cada horno. El mejor corresponde a Fagor y Lynx, con un 67% de rendimiento, pero los valores son satisfactorios en todos.

A vueltas con la seguridad.

Tras comprobar las temperaturas alcanzadas por la carcasa y los componentes del equipo mediante termopares y/o sonda termométrica tras someter el microondas a un calentamiento, se concluye que, salvo Ufesa, obtienen resultados conformes a norma. Ufesa alcanza un aumento de temperatura en la parte superior del aparato cuando funciona con grill que queda por encima del límite autorizado.

Disponen, estos hornos, de un protector térmico para cuando la cavidad del horno alcance temperaturas excesivas,. Y de otro específico para el magnetrón, salvo Lynx; su seguridad es, por tanto, inferior. Además, Panasonic, Sanyo, Fagor y Whirlpool disponen de un interruptor general independiente que desconecta el aparato de la red en caso de sobrecalentamiento. Una comida grasa o azucarada puede ocasionar fuego por un sobrecocinado en uno de estos hornos. Para estudiar esta posibilidad, se introdujo en cada horno una patata con aceite y brandy, se seleccionó la potencia más alta y el tiempo más largo posibles. Durante el ensayo, en todos los hornos aparecieron llamas y humo, que no salieron al exterior. Pero sólo se activaron los protectores de Panasonic y Sanyo. Los deterioros en estas dos muestras fueron leves, y el horno volvía a funcionar una vez enfriado. Moulinex, Lynx, Fagor, Samsung y Ufesa sufrieron repercusiones, pero el horno seguía funcionando. El peor resultado fue para Whirlpool con un deterioro total del aparato, que quedó fuera de servicio.

La seguridad eléctrica de todos los hornos (se realizaron diversos ensayos) está conforme a la norma. También todo lo relacionado con la construcción de los hornos (resistencia mecánica, estabilidad y riesgos mecánicos, cables interiores, conexión a la red y cables flexibles exteriores, bornes para cables exteriores o fugas de microondas, aspecto este último preocupante para algunos usuarios) están conformes a norma. Panasonic aporta una función extra: el bloqueo de seguridad para niños, que deshabilita los mandos del horno.

En su funcionamiento, estos hornos pueden producir alteraciones sobre la potencia de otros aparatos conectados a la misma red eléctrica. En la valoración en cuanto a compatibilidad electromagnética, la mejor la han merecido Moulinex, Lynx, Sanyo y Whirlpool; les siguen Panasonic y Samsung, que aun con resultados conformes a norma, tienen fluctuaciones de tensión en los bornes de red. Fagor y Ufesa obtuvieron la peor valoración, por no ser su comportamiento conforme a la norma.

Advertencias que no sobran.

Se ha comprobado si los hornos indican en una parte visible y no fácilmente borrable las características del aparato (tensión, potencia, fabricante, ...), así como si los símbolos utilizados, indelebilidad del marcado e instrucciones de uso y mantenimiento.

En la placa de todos los hornos figuran los datos obligatorios y están en castellano, salvo en Panasonic, Moulinex y Sanyo con algunas indicaciones en inglés. Todos tienen el marcado indeleble y aportan un libro correcto de instrucciones, exceptuando Lynx. En sus instrucciones de uso no se advierte "vigile el horno frecuentemente cuando se caliente o cocine comida en contenedores desechables de plástico, papel u otros materiales combustibles", ni figura la leyenda "se debe agitar o remover el contenido de biberones y tarros de comida de niños y se debe comprobar la temperatura antes de consumirlos para evitar quemaduras", ni se señala "si el cable flexible de alimentación está dañado, debe ser sustituido por un cable o conjunto especial a suministrar por el fabricante o su servicio posventa". Tampoco indica la altura mínima que debe quedar libre por encima del horno, aun siendo de carácter obligatorio todas estas informaciones.

Ninguna marca advierte que las personas con marcapasos deben consultar al fabricante del horno y a su médico de las precauciones a tomar respecto al uso del microondas. En cuanto a la comprensión del marcado (redacción y símbolos) se valoraron como muy buenos los de Panasonic, Sanyo y Whirlpool. Todos disponen del marcado CE obligatorio.

Dónde acudir cuando fallan. El periodo de garantía que otorgan los fabricantes es de 12 meses, excepto Ufesa, con 36 meses. En la garantía de Lynx y Fagor falta el apartado de los datos del comprador (obligatorio). En la de Moulinex faltan los datos del aparato, modelo, número de serie, etc.

Los fabricantes informan de centros de asistencia técnica repartidos por toda la geografía española. Ufesa es el de mayor número de estos centros, 343. Y Sanyo y Panasonic los de menos, con sólo 1 y 7, respectivamente. Fagor asegura la disponibilidad de recambios para su aparato durante los cinco años siguientes a la compra, y Whirlpool señala 8 años para piezas y componentes. Los demás nada dicen al respecto.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto