Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Servicios y hogar

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Bayetas "ecológicas" o de microfibras: Son caras y limpian peor la grasa, pero duran más

Se han analizado 9 bayetas de microfibras: Ballerina, Bayeco, Sol, Leifheit, Morimon, Su, Leopardo, Spontex, Vileda y BSS Plus.

  Y se ha comprobado en laboratorio que para eliminar la suciedad grasa es más eficaz una bayeta tradicional con un limpiador multiuso que cualquiera de estas bayetas de nueva generación, también denominadas "ecológicas " porque no requieren detergente para realizar su cometido.

En otras palabras, estas bayetas de nueva generación sólo resultan interesantes (su precio es muy elevado: cuestan entre 595 y 2.000 pesetas, cuando una clásica puede comprarse por 150 pesetas) si el consumidor concede gran importancia a la resistencia de la bayeta (mayor en la de microfibras) o si prefiere evitar los detergentes cuando las usa. O si no piensa poner en contacto a su bayeta ecológica con la grasa que normalmente existe en la cocina. La eficacia de la bayeta clásica (con limpiador) ante la grasa es superior a la de las ecológicas (con agua), porque son necesarias menos pasadas para limpiar una misma suciedad y porque limpia un mayor número de superficies con la misma bayeta sin que sea necesario lavarla.

Por otro lado, la eficacia de estas bayetas ante la grasa, cuando nuevas y también ya usadas, es similar en las muestras analizadas, con una sola excepción. Necesitaron, en general, de 3 a 4 pasadas para eliminar la grasa de la prueba práctica.

El resultado más satisfactorio correspondió a Su, que requirió sólo tres pasadas tanto con la bayeta nueva como usada. Morimon (la más barata, a 595 pesetas) es la menos eficaz, porque la nueva necesitó 6 pasadas para limpiar la grasa. Y usada, requirió 8 pasadas. La mayoría absorbieron la suciedad de hasta 4 superficies con grasa sin necesidad de ser limpiadas. Vileda fue capaz de limpiar tres y Morimon y Leifheit, sólo dos. Las bayetas que más superficies limpian, naturalmente, resultan eficaces durante más tiempo.

De otro lado, la que mejor envejece es BSS Plus, al registrar la menor pérdida de resistencia por el uso. De las 9 muestras, la de más calidad es Su. Dado su coste (intermedio) de 1.231 pesetas, le corresponde la mejor relación calidad-precio. Y Morimon, la más barata (595 pesetas) es la que ofrece peores prestaciones.

Eficaces ante la suciedad, pero menos.

Si bien las bayetas pueden usarse para limpiar superficies de cocina y baño (cristales, espejos, azulejos y vitrocerámicas, según las indicaciones de cada fabricante) impregnadas de distintos tipos de mancha, para la prueba de laboratorio se eligió la grasa, por ser esta la suciedad más común de una cocina y una de las más difíciles de eliminar. El ensayo consistía en determinar el número de pasadas (ida y vuelta) necesarias para eliminar la grasa. Así, a menor número de pasadas, mayor eficacia. La prueba se hizo para una bayeta nueva y para otra usada (lavada 25 veces), utilizando agua en las bayetas microfibras y un limpiador multiuso en la bayeta clásica.

Tanto con las bayetas nuevas como usadas, la clásica es mejor frente a la grasa que la de microfibras, ya que consigue eliminar la suciedad con sólo dos pasadas, mientras que las bayetas de microfibras necesitan, cuando nuevas, 3 y 4 pasadas, e incluso 6 en Morimon. Después de los 25 lavados que convertían a una bayeta nueva en usada para el ensayo técnico, la clásica mantuvo su eficacia, al igual que las de Leopardo, Su, Bayeco, Vileda y BSS Plus. Del resto, Liefheit, Spontex y Ballerina necesitaron una pasada más que con la nueva, mientras que Morimon necesito dos más. No se han observado descensos de eficacia relevantes con este envejecimiento de la bayeta, pero tampoco en ninguna muestra se percibió una mejora. Puede parecer obvio, pero lo señalamos porque Bayeco indica erróneamente en su etiqueta que "mejora cada vez que se lava".

Son más resistentes que las clásicas.

Para comprobar la capacidad de absorción de suciedad de cada bayetas y el tiempo durante el cual resultan eficaces sin que medie un lavado del producto, se realizó otro ensayo: anotar el número de superficies con suciedad grasa que una bayeta nueva era capaz de limpiar. Así, cuantas más superficies limpiara, más eficaz sería la bayeta. También en esta prueba la clásica (con un limpiador multiuso) obtuvo resultados más satisfactorios que las ecológicas (con agua), ya que permite limpiar 10 superficies con la misma bayeta, frente a las 2, 3 ó 4 superficies que limpian las de microfibras. Las peores prestaciones correspondieron a Morimon y Leifheit, que sólo limpiaron 2 superficies, y a Vileda, que pudo con tres.

En realidad, lo que más caracteriza a este tipo de bayetas es su resistencia al uso, entre dos y seis veces mayor que la de una bayeta convencional. Las bayetas pueden estar compuestas por una mezcla de fibras de tipo celulósico o sintético. Las celulósicas son de origen vegetal y ofrecen una gran capacidad de absorción. Las fibras sintéticas, de poliéster o poliamida, absorben generalmente menos pero son más resistentes. En cuanto a composición, pueden dividirse en cuatro grupos. En el primero, Vileda, tiene una capa de fibras celulósicas y sintéticas y otra de sintéticas. En el segundo, Morimon y Leifheit con fibras sintéticas largas. Spontex, BSS Plus, Bayeco y Su contienen fibras sintéticas medias, y Leopardo y Ballerina, fibras sintéticas cortas. Excepto Vileda, las bayetas están compuestas principalmente de fibras sintéticas, un 80%-85% de poliéster y un 15%-20% de poliamida. La bayeta clásica contiene un 60% de fibras celulósicas y un 40% de sintéticas.

También hay diferencias en el tamaño de las bayetas, las de nueva generación son más pequeñas. La ecológica más habitual tiene entre 1.000 y 1.500 cm2, cuando las tradicionales superan los 2.200 cm2. En cuanto al espesor, la mayoría de las bayetas, incluida la clásica, presentan entre 1 y 2 mm de espesor, excepto Leifheit y Morimon que tienen 6 y 15 mm, respectivamente. Morimon y Leifheit, las únicas de fibras sintéticas largas, son, por tanto, de poca superficie y mucho espesor.

Absorben como las clásicas.

La relación entre peso y superficie proporciona el gramaje (los gramos de bayeta por unidad de superficie). El gramaje en seco más alto corresponde a Morimon y Leifheit. En húmedo, el gramaje aumenta, y lo hace en unas más que en otras. Este incremento revela en parte la capacidad de absorción de la bayeta. Así, Ballerina, Leopardo y Vileda deberían absorber más al ser las que más aumentan su de gramaje al pasar la bayeta de seco a húmedo. Les siguen Spontex, BSS Plus, Bayeco y Su y Leifheit y finalmente, Morimon, la que menos absorbe.

Por tanto, estas bayetas de microfibras absorben tanta o más agua y suciedad que una clásica, que teóricamente (al usar fibras celulósicas) debería ofrecer mayor capacidad de absorción.

Lavado y envejecimiento.

Algunos fabricantes aseguran que el lavado de la bayeta es posible a mano y en lavadora, pero el laboratorio sólo ha evaluado la facilidad de cada bayeta para ser lavada a mano con jabón. Se hizo una vez acumulada en ellas una cantidad idéntica de suciedad grasa de color azul. Tras el lavado, ninguna presentaba grasa, pero sólo en tres, Morimon, Leifheit y Leopardo, se consiguió la eliminación de toda la suciedad: en el resto quedaban trazas de color azul.

Hablando ya de envejecimiento, las bayetas de microfibras nuevas son, en general, más resistentes que la clásica tanto a lo ancho como a lo largo, ya que las primeras son productos tejidos mientras que las convencionales no lo son. Tras lavarlas 25 veces, desciende la resistencia de las bayetas y lo hace distinto según las marcas, unas envejecen antes que otras.

BSS Plus es la que menor pérdida de resistencia sufre con el uso, mientras que la clásica fue, con mucha diferencia, la que antes envejeció con el uso. Leifheit o Spontex, aun presentando porcentajes de pérdida de resistencia altos (25% y 21%, respectivamente),es decir, un envejecimiento alto por el uso, presentan una resistencia elevada en la bayeta usada.

Etiquetado, mal.

Todas las bayetas incluyen instrucciones de uso y mantenimiento, así como el tipo de superficies donde se pueden utilizar. La mayoría indican también las dimensiones del producto, pero no todas aportan datos obligatorios como el nombre y domicilio del fabricante o comerciante, el registro nacional (RSI) o de identificación fiscal (NIF), en el caso de un importador, y la composición del artículo. Ballerina, Spontex y Leopardo indican bien estos datos, pero Su no indica el porcentaje de los materiales, y Vileda, Morimon y Bayeco no mencionan la composición ni el RSI ó NIF.

La peor etiquetada es BSS Plus, sin ningún dato obligatorio. Para diferenciarlas de las clásicas, la mayoría de los fabricantes las llaman "bayeta ecológica con microfibras", si bien BSS Plus sólo indica "bayeta ecológica". Morimon se define como almohadilla de microfibra.

En cuanto a Leifheit, en su etiqueta no hay ninguna información en castellano, aunque está obligada a presentarla.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto