Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Ideas y consejos

Λ

Organizar un viaje en Internet: Vacaciones en la red

  Organizar un viaje por Internet supone recorrer el mundo dos veces. El itinerario por las webs que hablan del país que se va a visitar puede llegar, incluso, a ser tan apasionante como el propio viaje. En Internet están reflejados todos los sonidos e imágenes del planeta y es tan sencillo acceder a la información del pueblo de al lado como a la de Australia o la Antártida. Sólo hay dos problemas: no todos tenemos un ordenador conectado a Internet y, lo peor, una gran mayoría de la información está en inglés. El primer problema se puede solucionar acudiendo a los cibercafés que abundan por las calles españolas, o recurriendo a los amigos internautas. Lo segundo tiene más difícil arreglo, aunque existen programas de traducción de páginas web al castellano (http://babelfish.altavista.digital.com/cgi-bin/translate?).

Los principales buscadores en castellano, Olé y Ozú, incluyen secciones específicas de viajes y turismo. En Olé, las webs se clasifican por países (España y América Latina) y por el tipo de información que se está buscando (alojamiento, transporte o mapas). Ozú tiene secciones específicas de agencias de viaje, alojamientos, ciudades, fiestas, folklore, rutas y turismo rural. Otra posibilidad es utilizar la edición castellana del buscador Lycos

Si se conoce el inglés, la aventura puede tener dimensiones mastodónticas. Al introducir la palabra de un destino turístico en uno de los grandes buscadores (http://www.yahoo.com) o (http://www.altavista.digital.com), el viajero se va a encontrar con una respuesta compuesta por miles y miles de páginas. Para ordenar las webs turísticas, se han creado directorios de recursos turísticos en Internet.

Son auténticas agencias de viajes online que venden billetes y reservan habitaciones de hotel. City.net es uno de ellos, el más tradicional. Otras opciones son Travelocity y, sobre todo, el Expedia de Microsoft. Pero hay otros directorios de webs sobre viajes
(http://www.yahoo.com/recreation/travel) o
(http:// www.search-beat.com/travel.htm).

Mapas a la carta.

Más divertido resulta, sin duda, buscar webs a través de mapas. Lo permite Mapquest donde se puede recorrer con el ratón un mapamundi interactivo hasta llegar al callejero de muchas ciudades del mundo. Armado de mapas, y con la información básica sobre un país, el internauta puede dirigirse a una agencia de viajes electrónica para comprar los billetes y hacer las reservas del hotel.

La casi totalidad de las compañías aéreas venden sus billetes a través de la red. Entre las excepciones, se cuentan Iberia que sólo vende billetes online en clase Business, y Spanair que anuncia ofertas que se pueden adquirir por teléfono. Sin embargo la compañía alemana Lufthansa, por ejemplo, suele realizar ofertas de billetes a precios muy baratos y sólo los anuncia en la red.

Tren y autostop por la red.

Otra posibilidad, especialmente si se va a viajar a Australia o EEUU, es visitar una de las Guías locales virtuales. La más conocida pertenece a Microsoft y tiene listados de todas las actividades culturales, culinarias o recreativas que se pueden practicar en las principales ciudades de EEUU. La Guía del Trotamundos tiene también en francés amplia información de diversas ciudades del mundo, especialmente de Europa. Los que prefieren el tren también pueden utilizar Internet. Renfe permite consultar todos los horarios y tiene previsto ofrecer reservas online después del verano (una fecha un tanto insólita para comenzar un servicio de este tipo). Los ferrocarriles franceses ya reservan billetes a través de Internet. Y, por supuesto, el autobús tiene su carril en la red, por gentileza de Eurolines, que ofrece rutas por toda Europa a precios económicos. Tampoco está ausente de Internet el autostop, cuyos habituales se han agrupado en una web francesa. Con el billete en el bolsillo y la maleta preparada, sólo queda reservar el alojamiento. La variedad de posibilidades es enorme. Desde los campings, hasta los hoteles, pasando por la multipropiedad.

Ropa, el tiempo y cambiar moneda en Internet.

El problema de vestimenta se resuelve visitando cualquiera de las webs con mapas y previsiones del tiempo. Las más interesantes son la americana del canal del tiempo Weather Channel y una recopilación española de diversas imágenes del Meteosat y previsiones meteorológicas de varios países. El tema monetario tampoco requiere acudir al banco. Lo más efectivo es visitar la sección de Viajes de la web de la CNN que, entre otras cosas, tiene un potente instrumento para convertir monedas de casi todos los países del mundo. Tras vacunarse, para lo que es recomendable visitar las webs oficiales de los diversos países (http://www.mbnet.mb.ca/lucas/travel), conviene también asegurarse de que el lugar que se va a visitar no sufre una guerra (información internacional de la CIA ). El único escollo que queda es, finalmente, la preparación lingüística del viaje. Antes de comprar un diccionario, quizás convenga visitar la web de los idiomas (http://www.travlang.com/languages), que tiene traductores de las palabras más útiles en 60 lenguas del mundo.

Una de las posibilidades más interesantes que proporcionan los webs de viajes es el intercambio de experiencias con otros viajeros. La Guía del Trotamundos, por ejemplo, permite enviar anécdotas (también en sonido), anuncios e, incluso, fotos del viaje, que se colocan en la web para que cualquiera pueda consultarlos. Existen también numerosos webs personales en los que sus autores han colocado sus experiencias de viajes exóticos. Unas veces se trata de expediciones al Everesty otras a la Antártida.

Pero nadie ha llegado tan lejos como ese internauta que recorre el mundo con una cámara digital y un portátil y coloca a diario sus experiencias y fotos en una web (http://www.travelog.net).También
se pueden organizar viajes a la montaña en Internet. Una web francesa es el instrumento ideal para preparar unas vacaciones repletas de espeleología, alpinismo o trekking. Y el que quiere viajar y, al mismo tiempo, realizar alguna actividad social tiene la posibilidad de acudir a un campo de trabajo. En la dirección http://www.ecovolunteer.org, podrá informarse de cómo acudir a campos en los que se trabaja para reintroducir el caballo salvaje en la estepa de Mongolia o para rescatar chimpancés en Sierra Leona.


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto