Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente > Medio ambiente urbano

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Tráfico en las capitales: Muchas diferencias en fluidez

Desplazarse de un punto a otro de nuestras capitales no entraña la misma dificultad ni el mismo coste en unas que en otras. Y el despliegue de transporte público también difiere mucho.

Zona Norte

  En San Sebastián, un 40% más rápido que en Bilbao, Pamplona y Burgos. Podría parecer que transitar en nuestras ciudades nos equipara como usuarios; que todos, más o menos, padecemos la misma problemática: atascos en horas punta, dificultades para encontrar un taxi o bus en el momento necesario, retrasos constantes por los problemas de tráfico y de aparcamiento del coche, goteo incesante de dinero (parking, OTA, multas, transporte público) ... Pero la realidad desmiente esta supuesta equivalencia.

La revista CONSUMER ha investigado, con un sistema propio de análisis, sobre el tráfico en nuestras ciudades. Y ha realizado un informe que sorprende en más de una conclusión: la fundamental es que se registran notables diferencias en la fluidez del tráfico de las ciudades de nuestro ámbito. En San Sebastián se requiere de media, durante un día laboral, unos 5 minutos y medio para recorrer motorizadamente (moto, coche, taxi y bus) un kilómetro en el centro de la ciudad, mientras que en Bilbao (se incluye el metro), Burgos y Pamplona, son necesarios más de 7 minutos y medio para cubrir esa distancia, casi un 50% más.

Por otra parte, se constata una gran diferencia en el despliegue de transporte público: en Bilbao hay cuatro veces más taxis por habitante que en Logroño, y San Sebastián ofrece 4 veces más asientos de autobús que la capital riojana. Otro dato elocuente es que en Bilbao los buses urbanos permanecen en funcionamiento durante los días laborables casi tres horas más que los de Logroño y tres horas y media más que los vitorianos. Si se pretenden valoraciones globales, también pueden obtenerse del informe.

San Sebastián es la ciudad que ofrece un tráfico urbano de mayor calidad en cuanto a fluidez de la circulación y parque de transporte público, y menos costoso para el usuario. Y Pamplona sufre el peor tráfico de las capitales de la CAV, Navarra, La Rioja, Cantabria y Burgos.

Por otro lado, se comprueba que la moto, en contra de lo que pudiera parecer, no es en todas las ciudades el medio de transporte más rápido, aunque sí es, y en cada una de ellas, el más barato. Como era previsible, el autobús ofrece el servicio más lento en todas las capitales (excepto en San Sebastián, donde es muy rápido) y el taxi, el menos económico.

En San Sebastián, mejor el bus.

Si se comparan únicamente los tiempos invertidos por el coche privado, la ciudad más amable (al menos, más "rápida") para el automovilista es Vitoria, seguida de Logroño, mientras que en San Sebastián transitar con el coche exige un 50% más de tiempo que en estas dos ciudades. El motivo de que San Sebastián obtenga una valoración global, e incluso de fluidez de tráfico, mejor que Logroño y Vitoria es que el transporte público circula por las calles donostiarras con mayor fluidez. El bus es en Donostia más rápido que el propio coche privado, que se convierte en el medio de transporte más lento de los comparados en esta ciudad. No es mala cosa esta desventaja del coche, en lo que supone de promoción del transporte público, menos contaminante y más eficiciente en el consumo energético. Y más coherente con las ciudades habitables que deseamos para el futuro, con menos tráfico rodado, contaminación atmosférica y acústica. Y con más espacio urbano para el tránsito peatonal y para la comunicación social que fomentan las plazas y zonas verdes en el interior de las ciudades.

Hablando de rapidez de uno y otro medio de transporte, se debe aclarar que en el registro de tiempos se ha anotado no sólo el de trayecto en cada vehículo, sino también los minutos necesarios para acceder a ellos (parada de bus, de taxi, etc) y, en su caso, para aparcarlos. Estas son las conclusiones del estudio de CONSUMER sobre el tráfico en nuestras ciudades, basado en datos oficiales y en una prueba práctica en la que técnicos de esta revista han recorrido en moto y coche privados, en bus y taxi (y en metro en Bilbao) unos 35 kilómetros en cada ciudad, durante los mismos tramos horarios y similares recorridos, para comprobar el tiempo y el gasto que requiere circular en nuestras urbes.

San Sebastián, el mejor tráfico urbano.

La ciudad con tráfico más fluido es San Sebastián, donde para realizar una misma distancia se necesita (de media de los tramos horarios y para los transportes contemplados) un 15% menos tiempo que en Santander y Logroño, y un 25% menos que en Vitoria. Tres ciudades -Bilbao, Pamplona y Burgos- adolecen de un tráfico considerablemente más lento que las demás.

Quienes circulan por ellas necesitan un 40% más de tiempo que en la capital donostiarra para cubrir un trayecto similar a la misma hora. El estudio ha elegido tres rutas en cada ciudad (desde el Ayuntamiento hasta la estación de autobuses, Ayuntamiento-campo de fútbol, y Renfe-campo de fútbol) y en tres franjas horarias durante el día, de lunes a jueves. E incluye variables como el tiempo empleado en ir andando hasta el medio de transporte utilizado y, tras abandonarlo, el tiempo requerido para aparcar y llegar al punto de destino; y el coste de aparcamiento del vehículo, en caso de que fuera necesario el pago.

Otra conclusión es que San Sebastián es la capital más barata para circular en vehículos motorizados, seguida de cerca por Vitoria y Burgos. En Bilbao y Santander, el transporte se encarece algo más, mientras que en Pamplona y Logroño el recorrido es el menos económico, un 20% más caro que en la capital donostiarra.

La prueba ha demostrado, de otro lado, que, para una ciudad, una población mayor no implica siempre problemas circulatorios más agudizados: en Pamplona y Burgos, que tras Logroño tienen el menor censo de las siete capitales estudiadas, se emplea el mismo tiempo en recorrer las distancias urbanas que en la capital vizcaína. Y Santander, la tercera ciudad más habitada, es la segunda en la que el usuario motorizado se mueve más rápido.

La excepción es Bilbao, la más poblada y con el tráfico más lento, si bien dobla en habitantes y en recepción de vehículos provenientes de fuera de la ciudad a cualquiera de las demás.

Cada ciudad, su medio de transporte.

San Sebastián logra esos buenos resultados por ser la ciudad donde se transita más fluidamente en moto, autobús y taxi. La motocicleta requiere la mitad de tiempo que en Burgos y un 15% menos que la siguiente ciudad más ágil para este vehículo, Logroño. El autobús ahorra hasta dos veces y media de tiempo respecto a Bilbao, y el taxi es igualmente dos veces y media más rápido que en Vitoria y casi tres veces más que en Logroño. Para el coche, paradójicamente, es Donostia la ciudad más lenta, un 50% más que en Vitoria. Estos inconvenientes en Donostia se deben sobre todo a problemas de aparcamiento. Burgos, de su lado, es la menos atractiva para los motoristas, que necesitan el doble de tiempo que en San Sebastián. En el bus, el usuario sufrirá mucho en Bilbao. El taxi en la capital riojana necesitó dos veces y media más tiempo que en San Sebastián y casi el doble respecto a Santander.

La capital guipuzcoana consigue una mayor fluidez en su tráfico por sus muy rápidos viajes en bus. Menores diferencias obtiene en sus taxis, que disfrutan también de la mejor circulación de las 7 ciudades.

¿Y las demás capitales?

Las siguientes con tráfico más fluido son Santander y Logroño, al conseguir una media de 6 minutos por kilómetro. La capital riojana es, junto con Vitoria, la más lenta para el taxi, más del doble que en San Sebastián. A su favor, cuenta Logroño con que es la segunda ciudad donde más rápido es el desplazamiento en moto.

Santander fue la segunda donde más rápido se movían los taxis. Vitoria se encuentra en una posición intermedia, con la mayor celeridad para el coche privado; sólo Logroño se sitúa a su altura. Ya en las peores ciudades, Bilbao, Pamplona y Burgos necesitan, de media, más de 7 minutos y medio por kilómetro, un 40% más que San Sebastián. Destaca la parsimonia del bus en Bilbao, que requiere 15 minutos para cada kilómetro, más del doble que en San Sebastián. En Burgos, los malos guarismos se incrementan por el muy moroso desplazamiento de las motos.

¿En moto, en coche, en bus, en taxi?

La motocicleta, a pesar de ello, puede presumir de ser el medio más rápido: necesita, de media en las siete capitales y en los tres recorridos efectuados en cada una, un 20% menos tiempo que el taxi, cerca de un 70% menos que el coche y casi tres veces menos que el autobús. Sin embargo, estos resultados no son extrapolables a todas las ciudades. El tránsito en moto es ligeramente más rápido que el taxi en Santander, casi le dobla en velocidad en Vitoria, le supera por muy poco en Bilbao y requiere la mitad de tiempo en Logroño; en cambio, el taxi ofrece un viaje con un 20% menos tiempo en Burgos y Pamplona, mientras que le aventaja en unos pocos segundos por kilómetro en San Sebastián. La privilegiada posición del taxi desaparece en Vitoria y Logroño, donde sólo le supera en lentitud el autobús. Para dar con el medio más lento, hay menos matices: excepto en San Sebastián, es el bus en todas las capitales. El metro, exclusivo de Bilbao, es el segundo medio más parsimonioso, dos veces más lento que la moto y el taxi, y poco más que el coche privado.

El mejor "parque público".

El estudio de los medios de transporte público en cada ciudad revela que San Sebastián es la mejor dotada al respecto, al disponer del mayor número de asientos de autobús por habitante y del segundo parque relativo de taxis, tras Bilbao. Logroño ocupa, y destacadamente, el último lugar en su oferta de transporte público, por su paupérrima flota relativa de autobuses , entre 2 y 10 veces inferior a la ratio de las demás capitales. Bilbao, por su parte, dispone del parque más elevado de taxis, con 20 unidades por cada 10.000 habitantes. A continuación, en un nivel similar, se encuentran San Sebastián y Vitoria. Por su parte, Logroño se sitúa en el último lugar, sin llegar a 7 taxis para esa unidad de población. En cuanto al bus, San Sebastián se destaca con 13 asientos por cada 1.000 habitantes, seguida de Burgos y Bilbao, con 11. Logroño vuelve a ser la menos equipada: cuenta con sólo tres asientos para cada 1.000 vecinos.

Las mayores facilidades para los minusválidos, en materia de transporte público, se dan en Vitoria, con un 42% de autobuses adaptados y un 2,5% de taxis preparados o eurotaxis. Santander, con un único autobús adaptado y ningún eurotaxi, cuenta con el transporte público peor adaptado a las necesidades de estos usuarios especiales. En cuanto a buses adaptados, tras Vitoria se encuentran Logroño y San Sebastián, donde los discapacitados tienen un 35% de vehículos con rampa de acceso. Bilbao dispone de un 20% de sus buses adaptados y Burgos, de un 13%. Santander, con un mediocre 1,75%, y Pamplona, que no dispone todavía de ninguno, ocupan los últimos lugares.

Los taxis de Pamplona, sin embargo, sí han pensado en los minusválidos, ya que un 4% de su flota está adaptada. Después están Vitoria y Logroño, en torno al 2,.5%. Bilbao (1,3%), San Sebastián (1,2%) y Burgos (1,1%) ocupan el siguiente escalafón, y Santander se sitúa en el último peldaño, al carecer de eurotaxis.

San Sebastián y Vitoria, las más económicas.

Para analizar lo que cuesta desplazarse, se han tenido en cuenta el billete de autobús y metro, el consumo de gasolina en la moto, el coste de la carrera y la llamada telefónica si ha sido necesaria en el taxi; y la gasolina y los gastos de aparcamiento (si fueron necesarios), tanto en origen como en destino, en el coche. Hay en torno al 20% de diferencia entre San Sebastián, la más barata con 77 pesetas por kilómetro, y Logroño y Pamplona, que superan las 90 pesetas. En medio, Vitoria, un 3% más cara que Donostia; Burgos, un 6% más; y en Bilbao y Santander el tránsito se encarece un 10%.

San Sebastián basa sus buenos resultados en el menor gasto en autobús, un 15% más barato que los de Pamplona y un 50% más económicos que los de Bilbao y Logroño; y el 70% más barato que los de Santander. Aunque la capital guipuzcoana tiene el segundo billete más caro (100 pesetas), mantiene este precio en rutas que alcanzan los cuatro kilómetros. También es la menos onerosa en el taxi, aunque con menores diferencias: la más apreciable es respecto a Logroño, donde el coste de Donostia se supera en cerca del 30%.

La capital guipuzcoana es la segunda más cara para el coche privado, que se equipara al coste del autobús. Santander es donde más barato resulta el coche -5 veces y media menos coste que en Pamplona-, porque no hubo costes adicionales a la gasolina (se aparcó sin OTA ni parking).

La navarra es la única capital en que resulta más caro el uso del coche en los recorridos urbanos que el del autobús; en concreto un 25% más.

Logroño, de su lado, es en general la más cara para el usuario. El taxi sale un 30% más caro que en San Sebastián y un 15% más caro en relación al resto de las capitales. A ello se añade el alto coste de viajar en autobús (casi 60 pesetas por kilómetro), a pesar de que ofrece el billete más económico, un 50% más barato que el deBilbao. Se explica porque en Logroño, al igual que en Burgos, el billete del bus incrementa su precio al hacerlo la distancia.

En coche, barato.

Circular en coche por la ciudad (siempre que no incluyamos costes como el precio del vehículo, los seguros y el mantenimiento, naturalmente) sale barato. Lo más económico, en realidad, es la moto y lo más oneroso, el taxi. La moto sale (contemplando sólo el gasto en combustible) hasta 40 veces más económica que el taxi, casi 9 veces más barato que el autobús y cinco más que el coche. Pero no todo es rapidez y precio. Un elemento fundamental en la calidad del transporte público es el horario de servicio. Y aquí surgen diferencias. Bilbao mantiene buses en funcionamiento entre las 5 y las 22 horas durante los días laborables, es decir, 19 horas de operatividad . Vitoria se queda en 15,5 horas y es, junto a Logroño, la más perezosa, al iniciarse el servicio a las 7 de la mañana. Salvo San Sebastián que se acerca a Bilbao, el resto ofrecen al usuario entre 16 y 17,5 horas de funcionamiento.

En las tarifas de buses y taxis, el billete más barato no equivale al coste más económico. Logroño ofrece el mejor precio (80 pesetas el billete ordinario) pero es la tercera capital más cara en cuanto al autobús en este informe, mientras que San Sebastián (100 pesetas), ofrece el menor coste global. En taxis, sucede algo parecido. San Sebastián tiene la tarifa mínima más cara durante los días laborables (425 pesetas), pero el menor coste por kilómetro global en este informe. Y en Logroño, con la segunda tarifa mínima más asequible (325 pesetas), los taxis representan la opción más cara de su sector en las 7 ciudades. De poco sirve que la tarifa mínima sea barata si el taxímetro comienza a funcionar pasados tan sólo unos metros o pocos minutos.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto